Noticias

Alertan sobre terapias con células madres que carecen de respaldo científico

Expertos están alertando sobre pacientes que se presentan en clínicas y hospitales de China, México, India, Turquía, Rusia y otros países en busca de terapias con células madres, muchas veces difundidas por Internet, que no han sido sometidas a ensayos clínicos y no están reconocidas como tratamientos estandarizados.
image

Alertan sobre terapias con células madres que carecen de respaldo científico

Hong Kong. Pacientes de males incurables se están internando en hospitales de China para recibir terapias con células madres, pero expertos advirtieron que dichos tratamientos están respaldados por poca o ninguna evidencia científica y en el mejor de los casos son experimentales.

Algunos de estos casos involucran a grandes hospitales generales, en los que los pacientes pagan miles e incluso decenas de miles de dólares para recibir tratamientos que son promovidos en Internet. Sin embargo, los pacientes se retiran con poca o ninguna mejoría y algunos han muerto, según doctores y parientes.

Fue el caso de Hong Chun, quien sufrió un accidente cardiovascular (ACV) leve y buscó tratamiento en un hospital de Shangai, donde le inyectaron en la médula espinal y nalgas lo que según dijeron eran células madres donadas.

Al día siguiente, tras dejar el hospital, Hong, de 27 años, enfermó y fue llevado a otro nosocomio, pero los doctores no pudieron salvarlo; el diagnóstico fue muerte cerebral. Hong falleció un mes después.

Por el tratamiento, pagó 30 mil yuanes (alrededor de 4 mil 800 dólares) al Hospital 455 PLA del ejército chino en Shangai, el año pasado.

Su padre, Hong Gensho, viajó  a Shangai para buscar una explicación, pero los administradores del hospital le dijeron que su hijo no había muerto allí, le pagaron 80 mil yuanes y le dijeron que no siguiera indagando sobre el asunto.

“Me siento devastado; nadie puede devolverme a mi hijo, pero la gente debe saber sobre estas terapias con células madres y nadie debe ser engañado”, dijo a Reuters en una nota difundida el 27 de septiembre de 2011.

Los expertos están alertando sobre pacientes que se presentan en clínicas y hospitales de China, México, India, Turquía, Rusia y otros países en busca de terapias con células madres que no han sido sometidas a ensayos clínicos y no están reconocidas como tratamientos estandarizados.

Los pacientes a menudo pagan tarifas de 20 mil dólares o más por esas terapias, luego de agotar los tratamientos convencionales.

El turismo de células madres es considerado éticamente problemático porque los pacientes reciben terapias no verificadas de fuentes no confiables, escribieron David Resnik, del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de Estados Unidos, y Zubin Master, de la Universidad de Alberta, en Canadá, en un trabajo publicado en la revista European Molecular Biology Organisation.

European Molecular Biology Organisation.

Manifestando las mismas preocupaciones, el doctor George Daley, del Instituto de Células Madres de Harvard y de la Escuela de Medicina de Harvard, comentó que son numerosas las preguntas que los pacientes le hacen sobre terapias en China y Brasil para enfermedades como el Alzheimer y lesiones medulares.

Estoy hablando de los tratamientos menos legítimos, que no han pasado por ensayos clínicos, pero que son terapias comercializadas directamente (...) En realidad no tenemos idea de cómo usar células madres para estos tratamientos, dijo Daley.

Cuando fue contactado por Reuters, el director del hospital 455 PLA, quien se negó a ser identificado, explicó: Siempre hay buenos y malos resultados. Ninguna terapia puede garantizar el éxito a todos.

El Ministerio de Salud de China no respondió a las preguntas formuladas por la agencia sobre terapias con células madres ofrecidas en el país.

Sufriendo una avanzada cirrosis hepática causada por una infección del virus de la hepatitis B, a Fan Hongkun le hicieron creer que su cuerpo espontáneamente generaría un hígado saludable una vez que recibiera el trasplante de células madres.

“Vimos el tratamiento en Internet y hablamos con el doctor por teléfono. Dijo que las células madres eran como semillas; después de ser insertadas en un hígado, crecen, se dividen y se propagan; finalmente forman un hígado saludable”, declaró el hijo de Fan, Zhou Junjie.

Fan, de 63 años, se sintió tan convencida que ella misma fue al Hospital General Militar de Pekín, cuyo sitio web todavía incluye información sobre las terapias con células madres que ofrece.

“Mi madre dijo que el PLA (el ejército chino) no mentía. Ése es el motivo por el cual confió en él”, afirmó Zhou.

Los doctores suspendieron su tratamiento a base de lamivudina durante cuatro semanas para prepararla para la terapia con células madres. Pero la mujer quedó en coma antes de que los médicos pudieran tratarla.

Comercializada con el nombre Epivir por GlaxoSmithKline, la lamivudina minimiza el daño hepático impidiendo que el virus de la hepatitis B se reproduzca.

La familia de Fan demandó al hospital, pero el caso fue desestimado por una corte china.

Cuando fue contactado, un doctor en el hospital, quien se negó a ser identificado, dijo que el proceso de trasplante de células madres al hígado de un paciente sólo toma un día.

Investigadores creen que la medicina regenerativa será una forma poderosa de terapias en el futuro.

Los tratamientos con células madres están poco desarrollados. Los científicos exploran cómo usarlas para tratar una variedad de enfermedades y desórdenes, como cáncer, diabetes y numerosas lesiones.

Pero por ahora enfatizan en que sólo un tipo de terapia con células madres ha demostrado funcionar.

Sólo los trasplantes de médula ósea para enfermedades como leucemia y linfoma cuentan con sólidas evidencias y son procedimientos clínicos bien establecidos. Los otros no están a ese nivel, dijo David Siu, profesor adjunto de la división cardiológica del Hospital Queen Mary de Hong Kong.

Respecto de las condiciones destacadas en este artículo –invalidez por derrames y cirrosis hepática–, los expertos dicen que no hay tratamientos probados con células madres.

“Cuando se ofrece una terapia experimental con células madres, no se hace en una base ad hoc, sino dentro del contexto de un ensayo clínico adecuado preparado con antelación. Debe seguir una metodología rigurosa: ¿cuáles son los riesgos y qué puede o no puede hacerse? Si los resultados son negativos, ¿cuáles son las medidas de rescate y seguridad?”, dijo Siu.

ad hoc,