Noticias

Alimentos Industrializados Contienen Altos Niveles de Azúcar

Prácticamente todos los alimentos industrializados contienen grandes cantidades de azúcares
alimentosind.jpg

Prácticamente todos los alimentos industrializados que se ofertan en los supermercados contienen grandes cantidades de azúcares causantes de múltiples enfermedades, que van desde la diabetes, cánceres., y otras patologías.

Cuando se consume azúcar se tiene la sensación de bienestar, de euforia, de alegría, porque el azúcar llega directamente al cerebro, pero en pocos minutos esta sensación es sustituida por somnolencia y  cansancio, esto hace que las personas repitan la ingestión de productos azucarados que dentro del organismo se van convirtiendo en grasa, y el aumento de peso.

El problema principal es que el azúcar blanca, refinada está despojada de todos sus nutrientes y queda convertida en un carbohidrato que engorda y no nutre, además de que provoca caries y altera los nervios.

La mayoría de los productos industrializados, jugos, cereales, cafés instantáneos, harina para repostería, embutidos, sopas enlatadas e instantáneas, verduras, pollos, hamburguesas, pescado y todo aquello que no está en su forma natural, es decir frescos, contienen entre sus conservadores altas dosis de azúcar.

Esto aplica también para los yogurts, quesos, mayonesa, mantequilla pan, gelatinas. No se diga las sopas semi preparadas como maruchan y otras , que solo se les añade agua y se cocinan.

Arroz pre cocido, frijoles enlatados o deshidratados, todos absolutamente todos contienen azúcar y alta cantidades de sodio.

Algunas etiquetas de estos productos si lo señalan, aunque en general no es muy común que las personas se tomen la molestia de leer todos los ingredientes que se señalan en ellas, y además algunas tienen nombres seudo científicos que en realidad ocultan las grandes cantidades de azúcar y sal que contienen, además de otros conservadores.

Los mal llamados alimentos para bebés,  incluidas las leches maternizadas, también contienen azucares y sodio en altas cantidades, lo que si bien, le dotan de un sabor más agradable, provocan la tendencia a la obesidad y diabetes desde temprana edad.

Las grandes industrias como Bimbo y  Nestlé  entre otras utilizan grandes cantidades de azúcares y sodio, incluso en los alimentos que anuncian como ligh.

Los laboratorios de medicamentos, en especial los jarabes para la tos también utilizan azucares para hacerlos más agradables, y  llegan  a contener hasta un 40 por ciento del total de los mismos de azúcares y sodio.

No es necesario conocer la bioquímica de cada alimento para aprender a comer solo productos saludables, pero si hay que saber que la industria alimentaria engaña a los consumidores cuando aseveran que son  100% naturales”. Como de la granja a su mesa, de la vaca a su vaso, etc.

Los anuncios de cereales tienen una gran cantidad de azúcares, grasa, sodio y conservadores, y una mínima cantidad del cereal que dicen ofrecer.

El polémico azúcar y similares, son pequeñas moléculas de carbono simple, que si bien le dan un sabor agradable, y colores llamativos a estos productos, se absorben rápidamente, a diferencia de los productos en su estado natural que tienen carbonos complejos de lenta absorción como es el caso de las frutas, vegetales o cereales integrales.

Los hidratos de carbono que consumimos en estos productos además de contener azúcar, son adicionados con dextrosa, glucosa, jarabe o  almidón de maíz o fécula, sirope y colorantes artificiales.

Estos productos además de incrementar la aparición de caries, y las patologías señaladas líneas arriba, son adictivos.

La industria alimentaria, al igual que la del tabaco, tienen  técnicas para convencer a diputados y senadores de que se impida un etiquetado más claro para el consumidor.

La actual epidemia de obesidad que tiene  México, y que pone en riesgo las finanzas públicas está directamente relacionada con el alto consumo de bebidas azucaradas y  comida industrializada, ya que el azúcar es utilizado en leches, carnes, pastas, embutidos, purés de tomate, salsas y prácticamente todo aquello que viene empaquetados, congelado o enlatado.

El incremento de problemas cardiovasculares, diabetes tipo 1 y 2, síndrome metabólico.

Presión arterial alta, lípidos en la sangre, en otros son enfermedades relacionadas con los productos industrializados, por lo que es preferible adquirir todos los alimentos en mercaditos, fruterías, tianguis etc, e incluso iniciar con un pequeño huerto familiar.