Noticias

Antibióticos favorecen el desequilibrio en la flora intestinal

En una novedosa investigación, un equipo de expertos de Canadá halló que a 12 por ciento de las personas con diagnóstico de enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa se les habían indicado tres o más antibióticos en los dos años previos, comparado con 7 por ciento de los participantes sanos.
image

Antibióticos favorecen el desequilibrio en la flora intestinal

Nueva York. Los pacientes a los que se les receta gran cantidad de antibióticos suelen presentar más riesgo de desarrollar enfermedad intestinal inflamatoria (EII), lo que representa una prueba más de que esos fármacos alteran el equilibrio de la flora intestinal.

“No es que los antibióticos causen EII, sino que los resultados respaldan la hipótesis de que cambiar el equilibrio de la flora intestinal sería un problema”, comentó el coautor del estudio, el doctor Charles N. Bernstein, de la University of Manitoba.

Análisis previos habían hallado una relación entre los antibióticos y la EII, que incluye a la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

En la nueva investigación, el equipo de Canadá halló que a 12 por ciento de las personas con diagnóstico de ambos trastornos se le habían indicado tres o más antibióticos en los dos años previos, comparado con 7 por ciento de los participantes sanos.

Esa diferencia se mantuvo durante los cinco años de estudio. Es decir, que si esa diferencia se le atribuyera sólo al uso de antibióticos, habría un caso extra de EII por cada 20 pacientes a los que se les indican tres o más antibióticos.

Tras considerar otros factores, el equipo observó que a los participantes que se les habían indicado una gran cantidad de antibióticos eran un 50 por ciento más propensos a desarrollar enfermedad de Crohn en entre dos y cinco años.

El estudio, publicado en American Journal of Gastroenterology el 13 de septiembre de 2011, incluyó a 24 mil personas de una de las bases de datos de EII más grandes de América del Norte, de acuerdo con una nota de Reuters.

American Journal of Gastroenterology

“Es un estudio bien realizado, a partir de una base de datos sólida y actualizada que le permite a los investigadores contar con información de calidad”, opinó el doctor Jean-Paul Achkar, experto en genética de la EII de la Clínica Cleveland, que no participó del estudio.

“Hasta se trató de ajustar la indicación previa de otros fármacos y, aun así, los antibióticos siguieron asociados con el aumento del riesgo de desarrollar EII”, agregó.

Alrededor de 1.4 millones de estadounidenses tienen EII; cada año se diagnostican unos 30 mil nuevos casos, según estadísticas de la Crohn’s and Colitis Foundation.

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa producen la inflamación crónica de los intestinos, lo que provoca síntomas como dolor abdominal, diarrea y pérdida de peso.

Se desconoce qué causa la EII, pero algunos la atribuyen a una respuesta exagerada del sistema inmunológica a virus o bacterias en el intestino.

La mayoría de los usuarios de antibióticos no desarrollará EII. Pero Bernstein sostiene que hay un porcentaje de la población en riesgo. “No vamos a dejar de utilizar antibióticos porque nos permiten luchar contra una gran cantidad de infecciones graves. Pero debemos asegurarnos de utilizarlos de manera adecuada”, dijo el investigador.