Noticias

Aplicación de iPhone para un “diario de migrañas” ayudaría en las consultas médicas

La aplicación “Migraine Notebook” servirá a quienes padecen migrañas para llevar un registro más detallado de su padecimiento y las medicinas que toman, lo cual será de gran utilidad en las consultas con su doctor.
image

Aplicación de iPhone para un “diario de migrañas” ayudaría en las consultas médicas

Nueva York. Una nueva aplicación para iPhone permite a quienes padecen migrañas mantener un diario detallado de sus síntomas y de la medicación que toman para sostener consultas más eficaces con sus doctores.

Con la aplicación “Migraine Notebook” (“Cuaderno de migrañas”, en inglés), los pacientes pueden hacer un seguimiento de su nivel diario de dolor, los acontecimientos que disparan las migrañas y las dosis de medicinas que toman para tratarlas.

“Una de las cuestiones principales en la medicina es cómo te comunicas con tu médico”, dijo la doctora Merle Diamond, del Centro Diamond para los Dolores de Cabeza de Chicago, en una entrevista para Reuters.

“Esta aplicación nos da una ventana de comunicación que creo que es verdaderamente importante para tratar los dolores de cabeza. Por ejemplo, me permite preparar preguntas para cómo están usando la medicación”, explicó.

Unos 30 millones de estadunidenses, la mayoría mujeres, padecen migrañas, según la Fundación Nacional para los Dolores de Cabeza. Suele empezar entre los 15 y 55 años y en la mayoría de los casos hay un historial familiar.

Las migrañas se caracterizan por un dolor palpitante normalmente en un lado de la cabeza y pueden ser acompañadas de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz. Los ataques pueden durar entre cuatro y 72 horas o incluso más, según la fundación.

En un estudio reciente a mil 218 pacientes de migraña y 533 médicos, 91 por ciento de los expertos consultados dijo que un diario sobre las migrañas y un rastreador de la  medicación ayudaría en las consultas con los pacientes. Un 70 por ciento de los pacientes que participó en la encuesta estuvo de acuerdo.

Según el estudio realizado por la fundación y la farmacéutica GlaxoSmithKline, un tercio de los médicos también dijo que sería difícil evaluar la marcha de un tratamiento cuando los pacientes no pueden contar sus últimos ataques.