Nutrición

Azúcar y Sal Enemigos Mortales del Ser Humano

Además de ser sumamente adictivos, son responsables de múltiples enfermedades
azucarsal.jpeg

Por: Alicia Yolanda Reyes.

 

El azúcar que se consume de manera cotidiana en los hogares es fuente de múltiples enfermedades, ya que la industria alimenticia en su afán de hacerla más atractiva la ha desposeído de todos sus nutrientes, y la ha convertido en un producto adictivo.

El azúcar blanca, de consumo generalizado, es despojada de todos sus nutrientes y queda convertida en un vil carbohidrato puro, que solo engorda.

Es preferible utilizar el piloncillo y la melaza que conservan intactos todos sus nutrientes de minerales y vitaminas.

Aunque de menor calidad, pero mejor que el azúcar refinada se recomienda el azúcar mascabada, o la azúcar morena. Pero hay que recordar que entre más blanca, menos alimenta y contribuye al sobrepeso y obesidad.

Otros endulzantes son los productos químicos como la sacarina que utiliza la industria de bebidas, pero que ya está prohibida en la mayoría de los países porque se le considera maligna y productora de enfermedades. Como el cáncer y otras.

Para sustituir la sacarina se creó otro endulcorante, que endulza 300 veces más que el azúcar que es el aspartame, conocido comercialmente como nutraswet, canderel y otros.

Aunque se ha denunciado que este producto es cancerígeno, quienes lo fabrican y promueven, alegan que se tendría que consumir grandes cantidades para que dañara la salud.

Lo que olvidan decir es que este producto no es metabolizado por el hígado, por lo que se acumulan en el organismo, penetrando las células, transformándolas hasta que terminan causando cáncer.

El aspartame se utiliza en los llamados productos ligh como los refrescos, pastelillos, cereales de caja, yogurt, dulces etc.

La Sal y sus daños a la salud.

La sal refinada que consumimos, aun cuando se anuncia que está adicionada con yodo, es la causante de múltiples enfermedades como la hipertensión y problemas cardíacos.

Tambien se le relaciona con la arterioesclerosis, o endurecimiento de las arterias. Por otro lado se sabe que el consumo excesivo de sal acelera el envejecimiento, debido a la baja transferencia de oxígeno, glucosa y otros nutrientes del cerebro, lo que a la larga podría contribuir a la arteriosclerosis cerebral.

No se trata de dejar de consumir sal, solo hacerlo con moderación, esto es algo que se puede controlar a la hora de cocinar o en la mesa, pero no al adquirir alimentos procesados, por lo que la recomendación es evitarlos al máximo.

Los embutidos que las personas creen que son saludables para toda la familia deben de evitarse como el jamón, salami, mortadela, chorizo, pastel de pollo .

En 1994 a 1996 se dio seguimiento a un grupo de niños en escuelas de la ciudad de los Ángeles, y se concluyó que el consumo diario de jamón, salchichas y otras carnes frías les provocó cáncer cerebral.

Han pasado 25 años de ese descubrimiento y los fabricantes  de estos productos  los siguen promoviendo como saludables.

Además del alto contenido de sal que contienen estos productos, se emplea el nitrato de potasio, que al entrar al organismo se convierten en nitrito, que a su vez transforman la hemoglobina en metahemoglobina, lo que impide la transportación del oxígeno y llegan a causar diversos cánceres.

Lo mejor es evitar estos productos y consumir alimentos frescos, de esta manera, además de que es más barato, se logra tener una mejor salud. (aliciayolandar@hotmail.com)