Noticias

Brasil reemplazará experimentos en animales con nuevos métodos

La eficacia de los sistemas alternativos de experimentación ha sido determinada por centros internacionales de validación.
image

Brasil reemplazará experimentos en animales con nuevos métodos

El Gobierno brasileño reconoció como válidos 17 diferentes métodos que en adelante serán usados para experimentar la toxicidad de sustancias desarrolladas por la ciencia, o sus efectos en la piel o en los ojos, en sustitución total o parcial de los cuestionados experimentos con animales, según señala el Diario Oficial.

Los métodos para experimentar sustancias sin usar los llamados "conejillos de indias" fueron reconocidos por el Consejo Nacional de Control de la Experimentación Animal (Consea), que estableció un plazo de cinco años para que los laboratorios los adopten total o parcialmente como alternativa a los test con ratones, conejos, perros y otros animales usados por la ciencia.

La eficacia de los sistemas alternativos de experimentación ha sido determinada por centros internacionales de validación. Cuatro de ellos pueden ser usados para evaluar el potencial de irritación y corrosión que una sustancia puede provocar en la piel y tres sirven para evaluar los mismos efectos de un producto en los ojos.

También fueron reconocidos métodos que evalúan diferentes efectos de sustancias desarrolladas en laboratorio como fototoxicidad, absorción cutánea, sensibilidad cutánea, toxicidad y genotoxicidad.

Los métodos alternativos evalúan los efectos de las sustancias en pieles artificiales, córneas extraídas de reses muertas o, principalmente, cultivos de células mantenidos en el laboratorio.

De acuerdo a la nueva resolución, los animales sólo pueden ser usados en experimentos en Brasil cuando tales prácticas son esenciales para la obtención de informaciones relevantes y para la comprensión de la biología humana o de otros animales.

Brasil ya había establecido en otra resolución publicada en septiembre del año pasado que los laboratorios y organismos científicos que usan animales en experimentos tienen que desarrollar sus propios métodos alternativos o justificar la necesidad de usar los llamados conejillos de indias.










Fuente: EFE