Opinión

Cálculos Renales, afectan por igual a hombres y mujeres, incluso a menores de edad.

La litiasis renal es una enfermedad causada por la presencia de cálculos en vías urinarias. Se presenta con un dolor intenso en la región lumbar, sangre en la orina, o arenilla, aunque existen casos en los que no hay síntomas y se descubren cuando se realizan radiografías o ecografías en busca de otras patologías.
calculosrenales.jpg

Por: Alicia Yolanda Reyes.

Una de las principales causas de la litiasis renal es la dieta, y la falta de ingesta de líquidos, por lo que se recomienda, tomar mínimo dos litros de agua al día, aumentar la dosis en tiempos de calor o de actividades físicas, con esto se reduce en un cincuenta por ciento el riesgo de padecer esta patología.

Una dieta menor de 2000 calorías, baja en grasa y sodio, y limitar el consumo de proteínas animales, alcohol y azúcares, es otra buena recomendación para evitar  sufrir de esta patología.

La tendencia a formar cálculos renales tiene un componente genético, por lo que si uno ambos padres lo padecieron, existe un cincuenta por cieno de posibilidades de sufrirlos, por lo que es importante acudir a un urólogo para hacerse un chequeo, además de seguir los consejos arriba descritos, como son la ingesta de agua, evitar grasas, azúcares, alcohol y mantener un peso saludable.

Si ya se ha sufrido de cálculos renales, se corre el riesgo de volver a padecerlos si no se modifica el estilo de vida, por lo que es importante tener presente que los cuidados son de por vida.

Ees posible evitar la formación de nuevos cálculos, con un buen diagnóstico y el tratamiento correspondiente.

Después del diagnóstico se debe llevar un control con el urólogo por dos o tres meses, para que este evalúe la respuesta terapéutica.

Una vez pasado ese periodo lo adecuado es realizar el seguimiento cada seis meses durante dos años, y luego un seguimiento anual de control.

Anteriormente se consideraba que era una enfermedad que afectaba, de manera primordial a los varones, pero en la actualidad se detecta e ambos sexos, e incluso en menores de edad.

Del total de pacientes que presentan cálculos el 2 por ciento es infante, con ellos hay que seguir una supervisión más estricta de los padres o cuidadores, para medir la ingesta de líquidos, evitar los refrescos, las aguas mineralizadas, y ofrecer frutas y verduras, en la dieta diaria.

No está por demás decir que se deben evitar los alimentos industrializados que son ricos en sodio, los azúcares añadidos y los alimentos chatarra, para evitar padecer de sobrepeso y obesidad, esto aplica para todas las personas.

Existen algunas medidas  que pueden ayudar a expulsar los cálculos de manera natural, o controlar las molestias, como son el uso de cojincillos calientes sobre la pelvis, o la inmersión en una tina con agua caliente.

El ultrasonido, es otro de los medios utilizados para reducir el tamaño de los cálculos y que éstos sean eliminados por la orina

Para evitar que una vez eliminados los cálculos se vuelvan a formar, se debe realizar un estudio metabólico, para saber cuáles son las causas que los provocan.

Una dieta elaborada por un nutriólogo, es de gran ayuda para evitar volver a padecer cálculos renales.

El ejercicio físico moderado, como caminar, nadar, andar en bicicleta también ayudan, además de que mejoran el estado de ánimo de las personas, y  reduce  la tensión, que muchas veces es responsable de que se coma en exceso, ose prefieran aquellos alimentos con alto valor calórico, y poco nutritivos.(aliciayolandar@hotmail.com)