Noticias

Campañas para detectar un ACV, en el día internación del Accidente Cerebrovascular

Una de cada seis personas sufrirá un ACV en algún momento de su vida, mientras cada seis segundos muere una como consecuencia de un ataque cerebral y otras tantas vivirán con secuelas neurológicas.
image

Campañas para detectar un ACV, en el día internación del Accidente Cerebrovascular

Temido, a veces fatal o con secuelas graves, sobre el accidente cerebrovascular se dice mucho pero se sabe poco. Para colaborar en la difusión de este mal, cada 29 de octubre decenas de organizaciones públicas y privadas difunden el Día Mundial del Accidente Cerebrovascular (ACV). Los especialistas aseguran que tomar conciencia es indispensable para consultar a tiempo y evitar, incluso, la muerte.

Las estadísticas demandan atención: una de cada seis personas sufrirá un ACV en algún momento de su vida, mientras cada seis segundos muere una como consecuencia de un ataque cerebral y otras tantas vivirán con secuelas neurológicas.

“Todo ACV no tratado a tiempo genera secuelas neurológicas. Éstas dependerán de la magnitud del infarto del cerebro. Las consecuencias también varían según cuál sea el área del cerebro afectada. Puede generarse una hemiplejia, o una imposibilidad para caminar; dificultad para hablar o incapacidad para expresarse”, explicó Victoria Marquevich, jefa de Residentes de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Austral en la Argentina.

“El ACV es la primera causa de discapacidad”, alertó Marquevich. “Un ACV es la pérdida de irrigación cerebral repentina causada por la obstrucción de una arteria o bien por la ruptura de una arteria, motivo por el cual se denomina hemorragia cerebral o ACV hemorrágico”.

Pero la gravedad de las secuelas contrasta con la posibilidad cierta de tratamiento, aunque la posibilidad de intervención temprana es breve. Los especialistas alertan que el tiempo durante el cual es posible realizar una intervención exitosa y positiva, es de apenas cuatro horas y media.

“La consulta médica en estos casos es urgente”, enfatizó la Marquevich.

¿Qué síntomas deber ser atendidos inmediatamente?

¿Qué síntomas deber ser atendidos inmediatamente?

- La falta de sensibilidad, debilidad o parálisis repentina en la cara, brazos o pierna, especialmente cuando se registran de un solo lado del cuerpo.

- La confusión súbita o los problemas repentinos para hablar o entender.

-La pérdida súbita de memoria.

-Los problemas repentinos para ver con uno o los dos ojos.

-Las dificultades para caminar, la aparición de mareos o vértigo y la pérdida del equilibrio o capacidad de coordinación.

-El dolor de cabeza súbito y de máxima intensidad.

Pero ante tiempos tan limitados cuando un ACV puede estar en progreso ¿existen más mecanismos de prevención?

“Es fundamental controlar los factores de riesgo que conducen a un ACV: hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado, tabaquismo, alcoholismo, el uso de drogas ilegales, entre otros. Además, a medida que pasan los años, el riesgo aumenta”, indica el José Bueri, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Austral.

El experto remarca que el tratamiento y la prevención continúan después de recuperarse de un episodio: “Es fundamental el seguimiento del paciente con un especialista, para tratar las patologías que causaron el ACV, como estenosis carotideas, cardiopatías o trastornos de coagulación. Cuando se padeció un ictus aumenta la probabilidad de repetirlo, aunque con tratamiento es posible prevenir un segundo evento