Opinión

Cáncer colorrectal es la cuarta causa de muerte a nivel Mundial OMS

El cáncer colorrectal está ligado a mutaciones genéticas, pero la obesidad, la ingesta de carnes procesadas, tabaco, alcohol y una vida sedentaria incrementan el riesgo, señalan investigadoras de la Universidad de Guadalajara
colorrectal.jpg

Por: Alicia Yolanda Reyes.

En nuestro país el cáncer colorrectal es la sexta causa de muerte, un poco más baja que para el resto del mundo que es la cuarta, por lo que un grupo de investigadoras e investigadores de la Universidad de Guadalajara, se dieron a la tarea de estudiar,  las principales causas de esta patología.

Así es como un equipo de profesionales de diversos Centros Universitarios de la Universidad de Guadalajara, U de G realiza un estudio oncológico que denominaron: Genética del cáncer colorrectal.

Melva Gutiérrez Angulo,  Investigadora del Centro Universitario de los Altos señaló que esta enfermedad se puede originar de dos maneras: por factores medio ambientales, como son una alimentación que incluya de manera cotidiana alimentos procesados, como carnes y sus derivados, obesidad, consumo de bebidas alcohólicas y falta de ejercicio.

Y por otro está la genética. Es decir personas que tienen una mutación del genoma en varios grupos familiares, mejor conocido como síndrome de Lynch.

Una manera de protegerse contra esta patología es llevar una vida saludable, que incluya el ejercicio de manera cotidiana, evitar el alcohol y las carnes procesadas, y el tabaco.

La investigadora de la U de G señala que otro de los problemas, en esta patología; es que las personas acuden a consulta en etapas muy avanzadas de la enfermedad, donde ya es poco lo que se les puede ofrecer.

A esto hay que sumarle que los medicamentos son muy caros y no ofrecen una cura, solo son un paliativo.

La investigación de la U de G está estudiando  a pacientes  del Hospital civil que acuden a oncología y del Instituto de Cancerología de la Secretaria de Salud, que llegan en fases avanzadas, casi siempre con metástasis, a los que se les practica una cirugía y se les da quimioterapia.

Los familiares directos de estos pacientes se les somete a estudios para detectar si tienen la mutación y poder iniciar con tratamientos preventivos, como son modificación de hábitos alimenticios y un plan de ejercicio físico que les ayude a evitar padecer esta patología. O por lo menos retrasar su aparición.

Además de que si se detecta a etapas tempranas, existen más posibilidades de una mejor sobrevida.

Explicó la profesional de la salud, que una persona con la mutación va a desarrollar el cáncer entre los 30 y cuarenta años. Mientras que otra  persona que no tenga ese antecedente lo desarrollará después de los sesenta años.

Es importante recordar que la alimentación y el ejercicio físico juega un papel fundamental en la mayoría de las patologías, y en esta en particular está más que demostrado, así que no está por demás adquirir buenos hábitos de vida, que incluyan una alimentación saludable y la práctica cotidiana del ejercicio.

Caminar 30 minutos diarios es suficiente, no hay pretexto de que no se cuenta con el tiempo para ir al gimnasio, basta con organizar nuestro tiempo para hacer una caminata todos los días, que además de que nos ayudará a sentirnos mejor, física y emocionalmente, nos protege contra muchas enfermedades, entre ellas los diferentes tipos de cánceres.(aliciayolandar@hotmail.com)