Noticias

Cervicalgia: dolor de cuello

Cervicalgia es un término médico derivado del latín y quiere decir dolor de cuello. La literatura médica consigna que la cervical, compuesta por siete vértebras, unidas entre sí por discos vertebrales y sostenidas por músculos y ligamentos, es el segmento con mayor movilidad de la columna vertebral.
image

Cervicalgia: dolor de cuello

"Es un síntoma muy común por el que acuden a consulta muchos pacientes", afirma el doctor Osvaldo Valdés Paredes, y señala que entre 50 y 80 por ciento de los seres humanos padecen dolor cervical en algún momento de su vida. Estos síntomas se incrementan en frecuencia e intensidad a partir de la tercera década de la vida para alcanzar "su pico" entre los 40 y 65 años.

El doctor Valdés Paredes es especialista de primer grado en Ortopedia y Traumatología, y un experto en Cirugía Espinal, jefe del Grupo Básico de Trabajo de Columna Cervical del Servicio de Ortopedia del Hospital Clínico-Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, de La Habana.

¿Es una o son múltiples las causas que pueden originarlo? ¿Podría referir cuáles son las más frecuentes?

-El dolor cervical no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma que es común a varias enfermedades o eventos. Y te cito entre ellos las causas degenerativas que sobrevienen con los procesos inherentes al envejecimiento y los relacionados con traumas. También por deformidades congénitas e incluso en enfermedades neuromusculares. Puede ser secundario asimismo a malas posturas al sentarse e incluso al estrés mantenido.

¿Se vincula específicamente a determinados oficios o labores y prácticas deportivas?

-Sí, sobre todo en aquellos desempeños en que las personas, de forma directa o indirecta, estén expuestas a mayores riesgos de sufrir traumas, aunque no están exentas, por ejemplo, las que pasan largos periodos frente a la computadora o a una máquina de coser.

¿A qué edades como promedio suele manifestarse? ¿Aqueja por igual a hombres y mujeres?

-El dolor cervical que no responda a causas traumáticas o congénitas, que pueden presentarse a cualquier edad, como te decía tiene una mayor frecuencia después de la tercera década de la vida, y acuden más a las consultas generales y especializadas los pacientes del sexo femenino, en una proporción de 3:1 con relación a los hombres.

¿Ante qué primeras manifestaciones es aconsejable solicitar atención médica?

-Ante cualquier dolor cervical que se presente espontáneamente o luego de un trauma. Es importante señalar que los mareos o vértigos no asociados al dolor de cuello, en general no son síntomas de origen cervical, sino manifestaciones de trastornos auditivos, neurológicos, alteraciones visuales, cardiovasculares, entre otros.

¿Qué procederes se emplean para establecer el diagnóstico?

-Un interrogatorio riguroso y un examen físico exhaustivo son las herramientas que se emplean para establecer el diagnóstico de la causa del dolor cervical en la primera consulta o dentro de los primeros 30 días, siempre que no exista un cuadro clínico de alarma.

¿Son comunes las hernias del disco cervical y la artrosis en esta estructura?

-Sí, esos dos elementos que señalas, cuando se presentan de forma conjunta o por separado, son los que con mucha frecuencia originan los trastornos del cuello. Las hernias aparecen fundamentalmente entre los 30 y los 45 años, y la artrosis después de los 40.

La hernia discal cervical es el prolapso (caída) del disco intervertebral de causa traumática, que generalmente comprime una raíz nerviosa y ocasiona dolor en el cuello irradiado a uno o a los dos brazos. En cuanto a la artrosis cervical es una enfermedad de causa degenerativa, es decir sobreviene con el proceso natural de envejecimiento y se caracteriza por alteraciones en los discos intervertebrales y procesos articulares, que contribuyen a la compresión de estructuras nerviosas causantes del dolor cervical.

En general, ¿cuál es el tratamiento del dolor cervical? ¿Medicamentoso o quirúrgico?

-La gran mayoría de los pacientes solucionan el  dolor de cuello  con tratamiento medicamentoso y fisiátrico. Sólo un pequeño porcentaje, de cuatro a seis, no resuelven con el tratamiento médico antes referido.

¿Hay procedimientos que puedan contribuir a evitar los dolores cervicales?

-Sí, múltiples, y te menciono algunos: evitar pesos sobre la cabeza y movimientos bruscos del cuello; practicar de forma habitual ejercicios físicos, idealmente bajo supervisión especializada, para fortalecer los músculos del cuello; prevenir dentro de lo posible o minimizar la ocurrencia de traumas en piscinas, playas o ríos con agua poco profundas; evitar también el uso de almohadas, no ver la televisión acostados y crear mecanismos que compensen el estrés de la vida actual.