Noticias

Científicos brasileños trazan primer mapa de resistencia a un antibióticos

El día de la salud en Brasil celebrado el pasado mes de abril sirvió para que científicos en la ciudad de San Pablo dieran a conocer su primer mapa de resistencia al antibiótico ciprofloxacina en bacterias Escherichia coli, dando de esta forma un paso para la orientación en políticas públicas y para la prescripción de este tipo de medicamentos.
image

Científicos brasileños trazan primer mapa de resistencia a un antibióticos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha revelado que más de 50 por ciento de las prescripciones de antibióticos son inadecuadas. En el caso de Brasil en 2010, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) restringió la venta de antibióticos por lo que desde el mes de noviembre de ese año, es  obligatorio presentar en la farmacia una receta con dos copias para la adquisición de estos medicamentos.

Realizado por  Eureqa (Epidemiología del uso y de la resistencia bacteriana a uimioterápicos y antibióticos en la población), el  Mapa de probabilidad de riesgo de resistencia al antibiótico ciprofloxacina en bacterias Escherichia coli", confirmó que con ese antibiótico, indicado para infecciones urinarias femeninas, y para esa bacteria "hay un grado de consumo poblacional que desencadena el surgimiento y la agregación a la resistencia a la ciprofloxacina en la ciudad de San Pablo", explicaron sus coordinadores a la agencia de noticias IPS.

La investigación identificó  4 mil 372 infecciones del tracto urinario por bacteria E. coli, registradas en 2002 en dos centros de atención externa de la capital del sureño estado de San Pablo, de las que 723 resultaron resistentes a la ciprofloxacina.

Cada caso fue georreferenciado en un mapa digital, de acuerdo al domicilio del paciente. Esos datos y la delimitación de las zonas de influencia de cada punto de venta de la ciprofloxacina permitieron obtener la densidad de consumo del medicamento.

Un modelo estadístico y el sistema de información geográfica permitieron vincular la resistencia al antibiótico con la densidad de su consumo y detectar las zonas de la ciudad con mayores y menores riesgos de resistencia.

Los científicos Antônio de Monteiro, del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales, Antônio Carlos Campos Pignatari, de la Escuela Paulista de Medicina de la Universidad Federal de San Pablo, y Carlos Kiffer, del Laboratorio Especial de Microbiología Clínica del Instituto Fleury aclararon que el resultado debe ser refrendado por otros estudios y en otros ambientes. Sin embargo, la investigación "apunta con bastante certeza" que cuando un determinado antibiótico es muy consumido por una población, los integrantes de esa comunidad en una determinada área de consumo están más sujetos a contagiarse de bacterias resistentes.

La iniciativa, financiada por la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de San Pablo, tomó como base una campaña de la Organización Mundial de Salud (OMS) para combatir la resistencia a los antimicrobianos, el "principal arma contra las enfermedades infecciosas".

El estudio fue publicado el 28 de febrero en la revista científica International Journal of Health Geographics.

En el Día Mundial de la Salud, la directora general del organismo, Margaret Chan, advirtió  del peligro del mal uso de estos medicamentos. “Combatamos la Resistencia a los Medicamentos. Si no actuamos hoy no tendremos una cura mañana”, fue el lema del Día Mundial de la Salud 2011 celebrado el pasado 13 de febrero.

Según la OMS “a menos que se tome conciencia de la importancia de la resistencia a los medicamentos y se implemente un programa global y multidisciplinar para luchar contra ella, nos dirigimos hacia un mundo sin antibióticos y otros medicamentos esenciales”.

La resistencia a los medicamentos es un fenómeno biológico debido al cual los microorganismos se hacen resistentes a las medicinas que fueron concebidas para matarlos.

Con cada generación, los microorganismos resistentes se vuelven aún más dominantes hasta que el medicamento se convierte en totalmente inútil.

El director del departamento de tuberculosis de la OMS  detalló que el número de personas que mueren anualmente por culpa de la resistencia a los medicamentos está aún por determinar, aunque se calcula en “centenares de miles al año”. En 2010 se detectaron 440 mil casos de multiresistencia a los tratamientos contra la tuberculosis.

Con información de IPS