Opinión

Cigarrillos Electrónicos, o las trampas de las Tabacaleras.

Pese a lo que las tabacaleras nos quieren hacer creer, que son una forma de dejar de fumar, en la práctica esto es falso, además de que el cigarrillo electrónico contiene sustancias cancerígenas, induce a los menores a iniciar en esta patología , produce problemas respiratorios a corto plazo, y es una forma de violar las leyes y Reglamentos de Espacios Libres de Humo de Tabaco en espacios cerrados.
cigarroelect.jpg

Alicia Yolanda Reyes.

Ante la creciente aprobación de Leyes y Reglamentos en más del cincuenta por ciento del territorio mexicano, que prohíben fumar en espacios públicos cerrados, las tabacaleras han encontrado la manera de burlar esos ordenamientos, con la promoción y venta del cigarrillo electrónico o vapeador, según se desprende de una investigación del Instituto Nacional de Salud Publica INSP. Encabezada por el Dr. Inti Barrientos.

El investigador se muestra preocupado, ya que han detectado que muchos y muchas jóvenes están iniciando en el tabaquismo a edades cada vez más tempranas con este aditamento, que la población en general considera inocuo.

Sin embargo, expreso Barrientos el problema es que al generar calor y ser alimentado con diferentes sustancias, desde sabores artificiales, como menta, chocolate, y todo lo inimaginable, las y los chicos se sienten atraídos, por esa forma de fumar.

Las leyes y Reglamentos hablan de espacios libres de humo y los vapeadores, generan menos que el cigarro de tabaco, entonces hay un vacío legal, que da píe a estas violaciones.

La tabacalera Philip Morris está introduciendo los cigarrillos electrónicos, vendiéndolos a través de internet, de esta forma cualquier menor tiene acceso a ellos, con el grave riesgo que representa para su salud, y la de quienes le rodean.

Aunque existen pocos estudios en torno a los efectos de los vapeadores, la Sociedad Americana de Neumólogos ha encontrado diversas lesiones pulmonares ocasionadas por su consumo, y expresan su preocupación por los efectos adversos para los pulmones y la capacidad respiratoria.

Señalan que en las personas que los utilizan, aumenta la resistencia bronquial. Es decir el bronquio disminuye de tamaño, por lo que la cantidad de aire que entra a los pulmones es menor. Es decir es el mismo efecto que causan los cigarrillos convencionales.

La Organización Mundial de la Salud OMS, ha advertido, que no ayuda a dejar de fumar. En un estudio publicado en la revista Lancet, se señala que de 657 personas que lo utilizaron para dejar de fumar, solo lo logró 7,3 por ciento.

Al tener nicotina los cigarrillos electrónicos crean adicción, al igual que los cigarros convencionales.

Las sustancias  químicas que contienen los vapeadores, pueden dañar el ADN, como lo demuestra las investigaciones realizadas en ratones, y en células humanas.

Los científicos estudiaron el efecto del vapor del cigarrillo electrónico y en ratones sanos y en células humanas, y concluyeron que incrementa el riesgo de algunos cánceres, así como enfermedades cardiovasculares.

La nicotina inhalada de los cigarrillos electrónicos daña el ADN del corazón, los pulmones y la vejiga, además de amortiguar los mecanismos de reparación genética del organismo.

Un grupo de científicos de la Universidad de  Nueva York, encabezados por el Dr. Moon-Shong Tang, profesor de Medicina Ambiental, encontró que los cambios en el ADN eran similares a los de los fumadores pasivos.

Sin embargo enfatizó que hay que esperar algunos años, ya que el cáncer es un proceso lento, y se requiere de mayores investigaciones.

Lo que queda claro es que los vapeadores no son inocuos, y que la industria tabacalera miente cuando, mañosamente los promueve como una forma de dejar de fumar.

El Dr. Barrientos asevera que  se siguen realizando investigaciones, en torno a este producto, y que éstas pueden encontrarse en la página del INSP. (aliciayolandar@hotmail.com)