Salud reproductiva

Conoce los síntomas de quistes en los ovarios

La principal causa de los quistes ováricos son los desajustes hormonales y generalmente se desarrollan en los años fértiles de la mujer.
quiste.jpg

Detectar los síntomas de quistes en los ovarios es fundamental para tener un diagnóstico y un tratamiento oportuno, sin embargo, la mayoría de las mujeres no conoce los síntomas o acude al médico cuando las molestias ya son insoportables.

Los quistes en los ovarios son pequeños sacos llenos de líquido que se ubican dentro de la superficie de los ovarios. La principal causa de los quistes ováricos son los desajustes hormonales y generalmente se desarrollan en los años fértiles de la mujer.

Normalmente son benignos, pero un quiste demasiado grande puede causar un problema grave de salud y suele manifestar algunos síntomas como:

Dolor pélvico: Este es un signo muy importante del síndrome de ovario poliquístico y suele ser intenso en la parte inferior del abdomen.

Sensación de saciedad o pesadez: Si te sientes llena con muy poca comida, podría ser señal de alarma. Además, esto podría causar una pérdida de peso anormal que también indica que algo no anda bien con la salud.

Fatiga: Cuando hay un desequilibrio hormonal, es común presentar fatiga constante. Si te sientes sin energía, cansada y con problemas de concentración, debes mantenerte alerta.

Problemas al orinar: Si de pronto sientes más deseos de orinar de lo normal y no puedes controlarlo, puede ser señal de quistes en el ovario. Sentir ardor después de orinar por más de dos días, indica que los músculos del suelo pélvico están débiles o infectados.

Sangrados anormales: Uno de los síntomas más evidentes de quistes ováricos y de desórdenes hormonales son los sangrados que se producen en fechas alejadas de la menstruación. Puede ser común experimentarlo de vez en cuando, pero cuando es frecuente podría ser una señal.

Dolor en las relaciones sexuales: Una infección vaginal o una inflamación pueden causar dolor en las relaciones sexuales, pero si comienza a ser frecuente y afecta la vida sexual, es señal de algo más delicado como quistes en el ovario.

Inflamación abdominal:  Este síntoma es uno de los que más se ignoran porque tiene muchas causas, pero cuando comienza a ser un problema muy molesto y acompañado de dolor, no es tan normal. Si lo padeces de forma frecuente y no se alivia con nada, debes acudir a un chequeo médico.

El riesgo de tener un quiste en esta parte del cuerpo es mayor cuando hay problemas hormonales, embarazo, endometriosis, una infección pélvica grave o quistes ováricos previos, ya que si tuviste un quiste antes, es probable que tengas más.

Las masas ováricas quísticas que se producen después de la menopausia pueden ser cancerosas o malignas. Por eso es importante hacerse exámenes pélvicos con regularidad.

Aunque no existe un modo específico de prevenir los quistes ováricos, realizarse exámenes pélvicos de manera regular ayuda a garantizar que los cambios en los ovarios se diagnostiquen lo más pronto posible.

 

Fuente: Panorama