Noticias

Consumo en exceso de leche de vaca reduce niveles de hierro en los niños

Un estudio realizado en Canadá reveló que 500 ml de leche al día es suficiente para que los niños tengan niveles adecuados de hierro y vitamina D.
image

Consumo en exceso de leche de vaca reduce niveles de hierro en los niños

Los niños pequeños que beben leche de vaca aumentan sus reservas de vitamina D pero disminuyen sus niveles de hierro, aseguró  un estudio difundido por la Academia Estadunidense de Pediatría (AAP).

Según el análisis, dos tazas de leche de vaca por día, equivalente a 500 ml, es suficiente para conservar niveles adecuados de vitamina D en la mayoría de los niños, lo que asegura un mínimo efecto negativo sobre las reservas de hierro para la mayoría de infantes.

Un grupo de investigadores encabezados por Jonathon L. Maguire, de la Universidad de Toronto, Canadá, realizó el análisis: "La relación entre la leche de vaca y las reservas de vitamina D y hierro en la primera infancia", a través del estudio de mil 311 niños sanos con edades entre los dos y cinco años, entre 2008 y 2010.

La evaluación incluyó la cantidad de leche que bebían por día, así como de vitamina D y suplementos de hierro, el tiempo al aire libre, la pigmentación de la piel, muestras de sangre, el índice de Masa Corporal y el uso del biberón.

Los autores encontraron una relación inversa entre ambos elementos con la ingesta de leche de vaca y su aumento, de tal forma que el consumo de leche en este grupo de edad logró mantener los niveles de vitamina D, pero las reservas de hierro disminuyeron.

Además, la ingesta de este lácteo utilizando un biberón resultó en más disminuciones notables del elemento ferroso y ningún aumento del vitamínico.

También observaron que adicionar suplementos de vitamina D es importante para ciertos niños, sobre la base de su pigmentación de la piel y la cantidad de tiempo dedicado a jugar al aire libre.

Por ejemplo, precisó el estudio, en invierno la suplementación de vitamina D es especialmente importante en los niños con piel más oscura, por lo que requieren tres a cuatro tazas de leche de vaca por día para mantenerla.