Noticias

Crean nuevo dispositivo para curar infecciones en sangre

Investigadores del Instituto de Harvard Wyss lograron crear un dispositivo portátil que funciona como un purificador de sangre, y logra abatir la mortalidad en un noventa por ciento
image

Crean nuevo dispositivo para curar infecciones en sangre

Por: Alicia Yolanda Reyes.

Por: Alicia Yolanda Reyes.

Una infección de la sangre o sépsis como se le conoce llega a ser mortal en cerca de un cincuenta por ciento de las personas afectadas, sin embargo investigadores del Instituto de Harvard s Wyss lograron crear un dispositivo portátil que funciona como un purificador de sangre, y logra abatir la mortalidad en un noventa por ciento; dicho estudio fue publicado en la revista Nature Medicina, en donde señalan el gran éxito obtenido .

Don Ingbe y Micke Super autores del artículo señalan que el dispositivo externo que ellos investigaron funciona como una máquina de diálisis –un purificador de sangre para personas con insuficiencia renal—y se comporta como un bazo artificial que elimina las toxinas y patógenos de la sangre.

Los tratamientos que se utilizan en la actualidad  solo tienen éxito en el 30% de los casos de pacientes afectados por infección de la sangre, por lo que este dispositivo viene a revolucionar la manera de tratar esta patología.

En los estudios realizados con animales superaron todas expectativas iniciales en cuanto a la capacidad para limpiar la sangre, señalan los autores, y aseveran que en tan solo pocas horas las ratas tratadas con el “biobazo” fue capaz de filtrar la sangre y eliminar patógenos vivo y muertos, así como toxinas que habían sido liberadas por patógenos

¿QUÉ ES LA SEPSIS?

La se produce cuando el sistema inmune sobrerracciona ante una infección de la sangre, lo que produce una reacción en cadena que llega a ser mortal  ya que provoca inflamación , trombos sanguíneos, daño orgánico y muerte.

Esta reacción  se puede desencadenar a partir de múltiples infecciones  del tracto urinario, apendicitis, de la piel, pulmones o de dispositivos hospitalarios como sondas y catéteres.

La sepsis es la responsable de al menos ocho millones de fallecimientos a nivel mundial, así como la principal causa de muerte en los centros hospitalarios.

El problema principal que tienen los médicos para atacar esta patología es que los estudios del patógeno causante se demoran varios días, por lo que al ignorar si es un hongo o bacteria la causante de la infección se ignora cual es  el antibiótico idóneo para manejarla.

Con el dispositivo se logra resolver el problema sin importar que   que causa la sepsis, ya que éste funciona como un bazo capaz de eliminar todos los tóxicos del cuerpo.

El dispositivo está formado por dos canales huecos conectados a través de una serie de hendiduras.  Un canal contiene sangre que fluye,  y el otro tiene una solución salina que elimina los gérmenes que pasan a través de las hendiduras.

El dispositivo ya ha sido probado en sangre humana en el laboratorio, y en apenas unas horas el biobazo filtró los gérmenes vivos y muertos, así como las letales toxinas que liberan.

La sangre humana se filtró a una velocidad de medio a un litro por hora.

En la segunda fase se probó con animales que habían sido infectados por E coli y otras bacterias y toxinas similares, en cinco horas de filtrado se eliminó el 90 por ciento de los patógenos, y el 90 % de las ratas sobrevivieron, mientras que en el grupo de control, solo 14% lograron salvar la vida.

La gran ventaja de este dispositivo en relación con los tratamientos utilizados actualmente en los hospitales a base de antibióticos, es que permite tratar a los pacientes con rapidez, sin esperar los resultados de laboratorio, con la ventaja que funciona en todos los organismos incluso aquellos que ya se han identificado como resistentes a los antibióticos, señala Don Ingber, director del instituto Wyss.