Noticias

Crean primer Banco de Tejidos en Quito

Los Bancos de Piel proyectan el cultivo y conservación de células por medio de donantes para el posterior trasplante a los pacientes con quemaduras. Esta técnica es la mejor alternativa de recuperación, al disminuir la posibilidad de infecciones y contrarrestar la pérdida de líquidos, electrolitos y proteínas.
image

Crean primer Banco de Tejidos en Quito

La piel es el órgano más extenso y delgado, uno de los de mayor relevancia del cuerpo humano y está constituida por los tejidos que recubren la mayor parte de la superficie corporal. Compuesta por dos láminas principales: epidermis, más superficial y fina, y dermis, más profunda y gruesa, por debajo de la cual se encuentra una capa subcutánea, laxa, rica en grasa, que se denomina hipodermis.

En Suramérica existen sólo cuatro Bancos de Piel: la Fundación del Quemado de Colombia, Chile, Uruguay y Argentina. Costa Rica y México también cuentan con estos bancos de tejido.

A estos se suma la iniciativa de Ecuador que con el apoyo de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA), comenzó con la construcción de su primer Banco de Tejidos.

El objetivo primordial es tratar tejidos como la piel y los huesos, que se retiran de personas que han fallecido, para ayudar en la recuperación de quemados o de personas que han perdido su masa ósea por accidentes o enfermedades degenerativas.

El banco también tendrá capacidad para esterilizar válvulas cardíacas y tendones y colocarlos en pacientes receptores. La energía nuclear interviene en el proceso de esterilización.

El Ministro de Salud del Ecuador, David Chiriboga, ha manifestado su firme compromiso para que el Eugenio Espejo lidere el sistema nacional de trasplantes en el país.

Actualmente en Ecuador según publicaciones de medios locales las personas que tienen un 50 por ciento de quemaduras en su cuerpo, tienen un 86 por ciento de probabilidad de muerte.

El ministerio de Salud de Ecuador ha asignado USD 349 mil para adecuar el espacio físico de 450 metros cuadrados que necesita el banco de tejidos, según detalles ofrecidos por la directora ejecutiva del Organismo Nacional de Trasplantes, Diana Almeida.

Los tejidos trasplantados a los pacientes con quemaduras severas ayudan a proteger la herida y a que la propia piel se regenere con más facilidad y rapidez.

La piel que reciben los pacientes procede de los cuerpos de las personas que hayan fallecido de forma violenta, con permiso de sus familiares, y que no tengan enfermedades infecciosas como el VIH, hepatitis, enfermedades neurodegenerativas o de la piel. Los tejidos son analizados, procesados, almacenados en los Bancos de piel.