Noticias

Crean sistema que predice incidencia de infarto en próximos años

El sistema usa estadísticas de colesterol total y de colesterol HDL o bueno, de la presión arterial y de la prevalencia de diabetes y del tabaquismo y a partir de ellas estima la incidencia de infarto de miocardio.
image

Crean sistema que predice incidencia de infarto en próximos años

Un equipo de investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) ha desarrollado un sistema capaz de predecir la incidencia de infarto en los próximos diez años a partir de los cambios demográficos esperados y de la prevalencia de factores de riesgo cardiovascular.

La aplicación bautizada como Cassandra (diosa griega que predecía el futuro), baraja la presencia de esta enfermedad cardiovascular en función de los comportamientos de algunos valores.

En concreto, el sistema usa estadísticas de colesterol total y de colesterol HDL o bueno, de la presión arterial y de la prevalencia de diabetes y del tabaquismo y a partir de ellas estima la incidencia de infarto de miocardio.

Según los investigadores, si los valores actuales se mantuvieran de forma estable durante diez años en 2022 en España habría 523 casos por cada 100.000 hombres y 232 por cada 100.000 mujeres.

"Es muy posible que suban fundamentalmente por el envejecimiento de la población, pero el sistema ayuda a mirar escenarios varios y diseñar estrategias que ayuden a mejorar la situación", explica Roberto Elosúa, coordinador del grupo de investigación en epidemiología y genética cardiovascular del IMIM.

En este mismo sentido, y aprovechando los cálculos de Cassandra, los investigadores han detectado que de, por ejemplo, mejorar en 8 mg/dl el nivel de colesterol total, rebajar en cinco puntos porcentuales la prevalencia de diabetes o reducir a la mitad el tabaquismo conseguiría bajar los infartos a 486, en el caso de hombres, o 222, en mujeres.

Cassandra, cuyo avance aparece publicado en la revista Journal of Epidemiology & Community Health, está abierto a profesionales para que éstos puedan "jugar" con los valores y definir estrategias de mejora en determinados campos.

Elosúa recuerda en este sentido que el tabaco es uno de los factores que más influye en la  aparición de problemas cardiovasculares y que de rebajar los fumadores se pueden conseguir muchas mejoras.