Noticias

Cuatro tazas de café para cuidar tu corazón

La cafeína mejora la capacidad funcional de las células endoteliales, que recubren el interior de los vasos sanguíneos, y que el efecto involucraba a las mitocondrias.
cafe.jpeg

Tomando unos 2 o 3 vasos de café al día es posible ganar un año de vida

La cafeína resulta ser no perjudicial para la salud según un estudio que revela que esta anhelada sustancia puede protegernos de enfermedades cardiovasculares, respiratorias e infecciosas.

La cafeína contenida en cuatro tazas de café, con ayuda de las mitocondrias celulares, tiene un efecto protector y reparador en las células cardiovasculares, así lo demuestra un estudio realizado por los médicos alemanes Judith Haendeler y Joachim Altschmied, publicado en la revista PLOS Biology.

Los autores han demostrado previamente que a concentraciones fisiológicamente relevantes es decir, niveles alcanzados después de cuatro o más tazas de café—, la cafeína mejora la capacidad funcional de las células endoteliales, que recubren el interior de los vasos sanguíneos, y que el efecto involucraba a las mitocondrias.

Aquí, mostraron que una proteína llamada p27, conocida principalmente como un inhibidor del ciclo celular, estaba presente en las mitocondrias en los principales tipos de células del corazón. 

En estas células, la p27 mitocondrial promovió la migración de células endoteliales, protegió las células del músculo cardiaco de la muerte celular y desencadenó la conversión de fibroblastos en células que contienen fibras contráctiles, todo lo cual es crucial para la reparación del músculo cardiacodespués de un infarto de miocardio.

Los investigadores descubrieron que la cafeína inducía el movimiento de p27 a las mitocondrias, desencadenando esta cadena de eventos beneficiosos, y lo hacía a una concentración que se alcanza en los seres humanos al beber cuatro tazas de café.

Según otro estudio de la Universidad de Cambridge, el café también puede afectar a la longevidad de las personas, tomando unos 2 o 3 vasos de café al día es posible ganar un año de vida. De media, cada vaso de café la alarga 10 minutos.