Noticias

Cuidado con el exceso de Botox

El Botox, el nombre comercial de la toxina botulinum A, se produce con las mismas toxinas que causan el botulismo. Ésta es una rara enfermedad paralizante que, si no se trata a tiempo, puede resultar en insuficiencia respiratoria y muerte.
image

Cuidado con el exceso de Botox

En los tratamientos cosméticos, la toxina se inyecta en pequeñas cantidades para bloquear las transmisiones nerviosas y reducir temporalmente las contracciones de los músculos faciales que ocasionan las arrugas.

Un equipo de expertos emitió una advertencia sobre los peligros de utilizar dosis excesivamente altas de Botox en tratamientos cosméticos.

El estudio informa de cuatro casos donde los pacientes recibieron dosis que sobrepasaron varias veces el nivel que se sabe es letal.

Y en dichos tratamientos se utilizó el tipo de toxina destinada a uso de laboratorio, dicen la investigación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC en sus siglas en inglés) en Atlanta, Estados Unidos.

Los expertos dicen que mucha gente en el mundo está en riesgo porque no hay regulaciones más estrictas sobre quién puede suministrar el Botox.

Aunque la dosis letal precisa no se conoce, los investigadores apuntan a estudios en primates que sugieren que es de alrededor de 40 microgramos por kilo de peso corporal.

Pruebas previas al tratamiento mostraron que tres de los cuatro pacientes tenían niveles de toxina en la sangre equivalentes a hasta 43 veces la dosis letal.

Según los expertos, los médicos y pacientes deben estar conscientes de los peligros asociados con el uso ilegítimo de toxinas botulínicas no autorizadas, igual que con el uso de cualquier otro fármaco.

Con información de la BBC