Enfermedades

Desarrollan terapia para linfoma de células del sistema inmunitario

El mogamulizumab es una nueva terapia específica ligada a la proteína CCR4 que es expresada en la superficie de las células T malignas.
tecnologia.jpg

Un medicamento llamado mogamulizumab mejoró de forma significativa la supervivencia libre de progresión de los pacientes con linfoma cutáneo de células T, parte del sistema inmunitario, de acuerdo con una prueba clínica del Centro Integral del Cáncer Robert Lurie de la Universidad Northwestern.

En una gran prueba de múltiples centros, 372 pacientes con los dos subtipos más comunes de linfoma cutáneo de células T, micosis fungoide y síndrome de Sézary, que no habían respondido a tratamiento anterior, recibieron de forma aleatoria mogamulizumab o vorinostat, una terapia estándar.

El mogamulizumab es una nueva terapia específica ligada a la proteína CCR4 que es expresada en la superficie de las células T malignas.

Los investigadores encontraron que el tratamiento con mogamulizumab prolongó de forma significativa la supervivencia libre de progresión en comparación con el vorinostat.

También se descubrió que el mogamulizumab es superior en términos de calidad de vida y proporción de pacientes que logran una respuesta general.

El linfoma cutáneo de células T es un raro cáncer de linfocitos T que afecta principalmente a la piel. No existe cura y la enfermedad es difícil de tratar, con pocas opciones terapéuticas.

Los efectos secundarios más comunes del mogamulizumab son reacciones relacionadas con la infusión, sarpullido, diarrea y fatiga, pero se consideran manejables.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aprobó recientemente el medicamento para tratar pacientes adultos con micosis fungoide o síndrome de Sézary refractario o en recaída que hayan recibido al menos una terapia sistémica antes.

Las conclusiones fueron publicadas en Lancet Oncology.