Noticias del Coronavirus

El COVID19 puede transportarse en el Humo del Cigarrillo, de ahí la importancia del Cubrebocas.

La mascarilla ayuda a mayor protección Doctora Guadalupe Ponciano,
El humo del cigarrillo puede transmitir el COVID-19

Mucho se ha discutido sobre la efectividad de los cubrebocas, incluso el subsecretario de Salud Hugo López Gatell en una de sus conferencias de prensa señaló que no eran tan necesarias, pero el secretario de Salud Jorge Alcocer en una entrevista con Aissa García, representante de Telesur en México señaló que si deberían de usarse.

El porqué de estas aparentes contradicciones sobre este tema tienen que ver más sobre la forma en que se utilizan.

En Guadalajara, por poner un ejemplo ante el decreto gubernamental de su uso en todos los espacios públicos, y la amenaza de llevar presa a la persona que se le encontrara en la calle sin ella, la gran mayoría compró o fabricó cubrebocas.

El principal problema es que los utilizan sin los cuidados adecuados, es decir, aunque se ha explicado que los desechables no deben reutilizarse, y que deben de tirarse en cuanto se humedezcan, máximo 6 horas, muchas personas los están lavando y se los vuelven a poner.

Por lo menos un 20 por ciento de quien trae cubrebocas en la calle lo toca con las manos sucias para acomodárselo, se lo ponen en el cuello o como diadema cuando se cansan de usarlo.

Otros tantos dejan la nariz al descubierto porque dicen que los acalora, que no pueden respirar, muchas de estas personas que he observado, en las calles padecen de sobre peso u obesidad mórbida, uno de los ingredientes que complica las enfermedades que se derivan del COVID19.

Se han publicado varias tablas de porcentajes sobre el riesgo de adquirir el COVID19 si una persona enferma se cruza en nuestro camino.

Según esta tabla si alguien porta el virus y no usa mascarilla las probabilidades de contagio son del 70 por ciento, aun cuando la otra persona traiga puesta su mascarilla.

Si una persona enferma trae puesta su mascarilla y se cruza con alguien que no la lleva puesta el riesgo es del cinco por ciento. Si ambos portan mascarillas ese riesgo disminuye al 5%.

La Secretaria de Salud le ha apostado más al “quédate en casa”, Lavado constante de manos, o uso de anti bacterial y la sana distancia.

Sin embargo, la utilización de mascarillas, cuando se debe salir a hacer compras, o trasladarse a su trabajo son indispensables, señala la Doctora Lupita Ponciano, coordinadora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la UNAM

La profesional de la salud asevera, que contra lo que se ha difundido en algunos medios sobre la protección de la nicotina en el COVID19, fue publicada por un médico que es pagado por la industria tabacalera.

Por el contrario, señala, el humo del cigarro convencional o electrónico pueden transportar el virus, por lo que hay que mantenerse lejos de quien fume.

Asevera que las mascarillas, aunada a las otras recomendaciones de la Secretaría de salud, si ofrecen protección a las personas.

Recordó que es importante desechar las mascarillas en cuanto estén húmedas o lleven más de 6 horas.

En el caso de las reutilizables, deben de ser sometidas a pruebas con un spray para verificar que no permitan la entrada o salida de aire.

Recordó que las mucosas de nariz, boca y ojos son las puertas de entrada del COVID19, por lo que aconsejó la utilización de caretas protectoras que cubren toda la cara para una mayor protección,

Es decir, traer cubre bocas y la careta al mismo tiempo, desinfectarlas cada que se dejen de utilizar, lavarlas con agua y jabón y poner sanitizante al retirarla.

La sana distancia, la higiene personal, la utilización de barreras son formas de tratar de mantener alejado al virus.

Todo ello sin olvidar la realización regular de ejercicio físico, dormir de 6 a 8 horas diarias y una alimentación que incluya frutas y verduras, evitando los productos chatarra y las bebidas embotelladas o enlatadas.

Y sobre todo, recordar que la protección de nuestra salud es una obligación individual, y no solo de las autoridades de Salud (aliciayolandar@hotmail.com)