Medicina preventiva

El edadismo, desvalorización de las personas adultas.

En el orbe entre el 11 y el 22 por cientos son personas mayores de 60 años.
Edadismo

Cumplir 60 años puede llegar a se una pesadilla para algunas personas, o una nueva forma de enfrentar el mundo con menos responsabilidades, pero muchos proyectos por delante.

En el mundo existen mandatarios de ambos sexos que superan esta edad y nos demuestran que se puede ser creativo y propositivo a cualquier edad, y que los años cumplidos, son solo números.

De la forma en que se haya vivido durante estos primeros 60 años, dependerá la calidad de vida que se tendrá.

Muchas personas de 40 años se sienten viejas y creen que existen actividades que les están vedadas, otras por el contrario se mantienen activas, productivas y con mucho que compartir con generaciones más jóvenes.

Desde la forma de vestir, comportarse y relacionarse de las personas se va conformando la personalidad de quienes se van haciendo adultas, hasta llegar a la tercera edad.

De acuerdo a los parámetros de la Organización Mundial de la Salud, una personas de 60 a 74 años se considera de edad avanzada.

De los 75 a los 90 se les clasifica como viejas o ancianas, mayores de 90 se les denomina viejos o longevos.

La tercera edad es considerada por la sociedad como conformada por personas de baja capacidad física y cognitiva, cuando no necesariamente tiene que ser así.

Este calificativo es aplicado en especial hacía las mujeres, las cuales son ignoradas o desvalorizadas por el entorno.

En un restaurante o cualquier centro de hospitalidad los empleados se dirigen siempre a los más jóvenes, y de preferencia a los varones.

Aunque sea la mujer la que solicita la cuenta, seguramente se la llevarán al comensal del sexo masculino.

Sin embargo es algo que todes y cada uno podemos modificar, exigiendo que se nos respete y de un trato igualitario.

Recordemos que la edad es solo un número, y que se puede ser activa todo el tiempo.

En los parques y gimnasios se puede observar personas mayores realizando rutinas aeróbicas o de fuerza muscular, casi con la misma precisión que gente más joven.

Anteriormente se pensaba que a partir de los 25 o 30 se dejaban de producir neuronas y que el cerebro se iba atrofiando, ahora sabemos, gracias a múltiples estudios que una persona que se mantiene activa física e intelectualmente seguirá generando nuevas conexiones cerebrales.

La actitud ante la vida y las actividades de la cotidianidad, ayudan a que las personas se mantengan vigentes, realizando actividades que antaño les eran vedadas.

El cerebro recibe y procesa lo que le enviamos, si nos sentimos, viejos, o viejas. Si dejamos de tener proyectos de vida propia. Si pensamos que nuestra única función en la vida es cuidar nietos, y que las actividades físicas como bailar, caminar, cantar, o cualquier otra que nos agrade es para personas más jóvenes, le estamos enviando un mensaje al cerebro de que esto debe de ser así. Si por el contrario seguimos disfrutando de la vida social, laboral y familiar estaremos construyendo un futuro más sano.

Cuidar la alimentación, evitar el alcohol, el tabaco, los alimentos industrializados y seguir disfrutando de un buen libro, una caminata, un deporte como el yoga, pilates, acuaeróbics, baile etc.

Hacernos chequeos médicos con regularidad, seguir las indicaciones médicas, y mantenernos activas en todas las áreas es una forma de mantenerse joviales.

Los colores que se escojan en la vestimenta es otra de las áreas que hay que cuidar, ya que si todo el tiempo utilizamos colores oscuros, como negros o grises de esa manera veremos la vida.

Sin embargo si se opta por ropa mas casual y en colores vivos, así se visualizara la vida.

(aliciayolandar@hotmail.com)