Noticias

El insomnio podría provocar conductas suicidas

La falta de sueño puede conducir a un tipo muy específico de la desesperación y la desesperanza por sí mismo, por lo que es un poderoso predictor de suicidio
image

El insomnio podría provocar conductas suicidas

Un estudio confirma una relación entre el insomnio y pensamientos de suicidio, lo que sugiere que la evaluación específica y tratamiento de problemas de sueño concretos puede reducir el riesgo de suicidio en personas con síntomas depresivos, según las conclusiones de la investigación, publicadas en Journal of Clinical Sleep Medicine.

“El insomnio y las pesadillas, que a menudo se confunden y van mano a mano, son factores de riesgo para el suicidio y cómo contribuyen era desconocido hasta ahora”, señala W. Vaughn McCall, autor principal del estudio y director de la Facultad de Medicina del Departamento de Psiquiatría y Comportamiento de la Salud en la Universidad de Georgia Regents (EE.UU.).

El estudio utilizó pruebas psicométricas para evaluar objetivamente el estado mental de 50 pacientes con depresión que reciben tratamiento hospitalizado, ambulatorio o en el Servicio de Urgencias. Los participantes tenían entre 20 y 84 años, el 72% eran mujeres y el 56% previamente había intentado suicidarse al menos una vez. Los resultados muestran que los participantes tenían un grado moderado de los síntomas del insomnio, en promedio, utilizando el Índice de Severidad del Insomnio.

A pesar de que la desesperanza se relaciona con la ideación suicida, no fueron significativamente relacionadas con el insomnio, las creencias disfuncionales o las pesadillas, pero las tres variables del sueño se correlacionaron con pensamientos suicidas. Los investigadores detectaron que cuando el insomnio y los pensamientos suicidas eran considerados de forma aislada, el insomnio fue, como era de esperar, un predictor de pensamiento suicida. Cuando el sueño era perturbador o una grave pesadilla, las creencias disfuncionales y la gravedad de actitud se incluyeron en el modelo estadístico, y el insomnio per se ya no estaba relacionado con el pensamiento suicida.

“Resulta que el insomnio puede conducir a un tipo muy específico de la desesperación y la desesperanza por sí mismo, por lo que es un poderoso predictor de suicidio”, afirma McCall. Según los autores, el estudio sugiere que las pesadillas y las creencias y actitudes disfuncionales sobre el sueño pueden representar nuevas dianas para la prevención del suicidio.



Fuente: ABC