Noticias

Experimentan con células madre de cadáveres para regenerar piel

Las células madre de cadáveres se cultivarán en un laboratorio por unos 21 días para que puedan convertirse en piel y así estar disponibles para los pacientes afectados por quemaduras.
image

Experimentan con células madre de cadáveres para regenerar piel

Un laboratorio público de Buenos Aires  experimentará con células madre de cadáveres para regenerar la piel en personas que sufrieron quemaduras graves, lo que constituye el primer ensayo clínico de este tipo en el mundo.

Eduardo Mansilla, responsable del laboratorio público, explicó que el procedimiento, que ya fue autorizado por el Ministerio de Salud de Argentina, "se inicia cuando a un cadáver se le extraen las células madre mesenquimales de la médula ósea. Tras la obtención de la muestra, éstas se cultivan en el laboratorio por unos 21 días para que sean capaces de convertirse en piel y así quedar disponibles para aquel paciente que lo requiera".

“Se saca el tejido muerto y se aplican las células con un spray de fibrina”, indicó Mansilla. “La fibrina es un polímero, propio del ser humano, que actúa en el sistema de coagulación normal de la sangre. Forma una matriz biológica en donde las células pueden adherirse, crecer y multiplicarse”, agregó.

Asimismo, explicó que "los grandes quemados no dan tiempo y hay que tratarlos rápidamente porque si no mueren (...) Si bien en muchos casos el equipo médico de cada centro de salud trabaja con la piel del propio paciente para regenerar la misma en las zonas afectadas por quemaduras, aquí la novedad que se presenta es que trabajaremos con la piel del banco de cadáver".

El uso de células madre mesenquimales de donante cadavérico, presentes en todas las personas, "posibilita tenerlas preparadas de antemano y emplearlas, no bien el paciente llega al hospital con quemaduras extremas y profundas", señaló el experto.

“Si bien hay una gran expectativa porque son ensayos que de funcionar marcarán un hito en la historia de la medicina, hay que ser muy prudentes y advertir que aún están en fase de prueba, deben demostrar seguridad y eficacia”, aclaró Collia.

Asimismo, señaló que "cuando un quemado grave llega al hospital los cirujanos deben compensarlo y sacarle la piel muerta por acción del fuego. Quedará con los músculos al desnudo. Ahí llega el momento de aplicar las células cultivadas que crearán la nueva piel".

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y contiene sustancias capaces de matar bacterias, proteger al cuerpo de los rayos solares y regular la temperatura corporal, entre otras funciones indispensables para la vida.

Esta técnica, que estará a cargo del Servicio de Ingeniería Tisular, Medicina Regenerativa y Terapias Celulares del Centro Unico de Ablación e Implantes de la provincia de Buenos Aires (Cucaiba), dependiente de la cartera sanitaria, constituye “uno de los tres ensayos clínicos con células madre aprobados por el Ministerio de Salud de la Nación a través del Incucai (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) la semana pasada”, dijo el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia.