Noticias

Hábitos con teléfonos móviles que perjudican a la salud

La adicción al teléfono se llama nomofobia y es otra de las enfermedades del siglo XXI. Esta adicción se define por la necesidad de estar continuamente conectado o de no perder de vista el móvil. Otra de las características es no apagar el teléfono nunca.
image

Hábitos con teléfonos móviles que perjudican a la salud

Actualmente la gran mayoría de las personas dependen de un teléfono móvil y no saben vivir un minuto alejado de este. Sin embargo, estar tanto tiempo aferrados al teléfono tiene consecuencias graves para la salud.

Whatsappitis

Tras el boom de las aplicaciones de mensajería instantáneas gratuitas, especialmente, Whatsapp, surgió una nueva enfermedad conocida como “whatsappitis”, que según expertos afecta cada vez a más personas.

Consiste en dolor, hinchazón y entumecimiento de los dedos, sobre todos los pulgares cuando se envían muchos mensajes, debido a la sobrecarga muscular.

Dolor de espalda

Estudios recientes han demostrado que quienes utilizan mucho su smartphone sufren fuertes dolores de espalda. Son varios los hábitos que se tienden a repetir al usar el móvil, pero el más perjudicial es el llamado “text neck”.

Este término se refiere al gesto de inclinar la cabeza excesivamente para ver mejor la pantalla; lo que significa un esfuerzo mayor para el cuello. Un estudio de “Surgical Technology International” encontró que cada persona pasa alrededor de dos horas y media mirando el móvil, con inclinación de 60 grados; lo que equivale a cargar 27 kilos sobre los hombros.

Problemas de la vista

Uno de los problemas visuales que más afecta a la población se llama “estrés visual”, causado no solo por las horas que se pasa frente al móvil, sino delante de todos los dispositivos electrónicos que forman parte del día a día.

Pasar tantas horas expuestos a las pantallas hace que los ojos se resequen y se enrojezcan.

Insomnio

Usar el teléfono antes de dormir se ha convertido en un hábito, que conlleva alrededor de una hora antes de soltar el teléfono.

Varios estudios coinciden en que la luz que emiten las pantallas de móviles y tabletas tienen un espectro que afecta directamente a la melanina (hormona del sueño), provocando insomnio.

Aumento de los niveles de estrés

Parece que ya nadie sabe vivir sin un móvil. Es llevado a todas partes, a toda hora y para tener contacto con todo el mundo; situación que sin pensarlo genera bastante estrés.

Un estudio de la sociedad Británica de Psicología asegura que todas estas actividades hacen que aumenten los niveles de estrés. De hecho, existe un problema conocido como “mensajes fantasmas”, la gente se imagina que el móvil ha vibrado o iluminado aunque no es así.

Adicción

La adicción al teléfono se llama nomofobia y es otra de las enfermedades del siglo XXI. Esta adicción se define por la necesidad de estar continuamente conectado o de no perder de vista el móvil. Otra de las características es no apagar el teléfono nunca.

La nomofobia puede llevar al aislamiento y la pérdida de las relaciones sociales.

Aumento del riesgo de enfermedades

La cantidad de bacterias que se acumulan el teléfono al final del día son incontables, más que en un inodoro, de acuerdo a un estudio.

La parte más afectada es la pantalla, la que se toca continuamente; lo que hace que aumente el riesgo de contraer enfermedades e infecciones.

Infertilidad masculina

Llevar el teléfono en el bolsillo puede causar infertilidad. Llevarlos muchas horas cerca de los testículos hace que se reduzca la producción de espermatozoides, así como su calidad y movilidad.



Whatsappitis




Dolor de espalda




Problemas de la vista




Insomnio




Aumento de los niveles de estrés




Adicción




Aumento del riesgo de enfermedades




Infertilidad masculina

 

Fuente: Con información de que.es