Noticias

Homo Sapiens, con mejor olfato que el de sus ancestros

El lóbulo temporal y el bulbo olfativo, de mayor tamaño. La estructura cerebral relacionada con este sentido es 12 por ciento mayor que en Neandertales; la información olfativa se procesa en áreas cerebrales responsables de la emoción, la motivación, el miedo, la memoria, el placer y la atracción.
image

Homo Sapiens, con mejor olfato que el de sus ancestros

Una investigación realizada por especialistas españoles, y que se publicó en la revista Nature Communications, reveló que el olfato fue clave en el desarrollo de la especie humana, ya que estaría asociado a procesos cognitivos como la percepción o la intuición en las relaciones sociales.

Nature Communications

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España analizó más de cien cráneos de Homo Sapiens, chimpancés y otras especies de homínidos, como Neandertales, y concluyó que el lóbulo temporal y el bulbo olfativo de los primeros Homo sapiens eran de mayor tamaño que el de sus ancestros.

Homo Sapiens Homo sapiens

Antonio Rosas, coautor del análisis, explicó: “Fue una sorpresa descubrir esta capacidad humana, porque los primates no se caracterizan por su olfato excepcional. Estas funciones olfativas superiores están relacionadas con procesos cognitivos que permiten percibir de modo inconsciente algo del entorno que se integra en los circuitos cerebrales y ayuda en la toma de decisiones”, publicó El Universal (16/12/2011).

El Universal

Se llevó a cabo un análisis morfométricos en 3D de los cráneos y se midieron las impresiones que deja el cerebro en la base interior del cráneo. Los resultados indican que la estructura que recibe la información olfativa es aproximadamente un 12 por ciento mayor en los sapiens. Asimismo, el tamaño de los lóbulos temporales, relacionados con el lenguaje, la memoria y las funciones sociales, también es mayor en esta especie humana

.

La información olfativa se proyecta a regiones cerebrales directamente responsables del procesado de la emoción, la motivación, el miedo, la memoria, el placer y la atracción entre las personas, informó el CSIC en un comunicado.

“Las funciones olfativas superiores son aquellas que combinan el olfato y los procesos cognitivos como la percepción, la motivación, la intuición, el juicio y la decisión. El hecho de que el H. sapiens tenga bulbos olfativos más grandes que cualquier otra especie humana, podría indicar mayor y distinto sentido del olfato, posiblemente involucrado en el desarrollo de aspectos relacionados con funciones sociales”, detalló Rosas.

H. sapiens

Estas diferencias podrían tener sentido evolutivo en un contexto social y contribuir al reconocimiento de individuos del grupo, a la cohesión y al aprendizaje social.

El olfato es el sentido más antiguo de los vertebrados y el único canal con el que el cerebro conecta directamente con el medio ambiente.

El circuito neural del olfato está  muy vinculado con el material neurológico de la memoria y de las emociones. “Esto explica la enorme intensidad emocional que se experimenta al recordar cualquier vivencia asociada al olfato”, explicó Rosas.