Noticias

Identificadas células que cicatrizan la médula espinal tras lesiones

Los Pericitos serían las células responsables de cicatrizar la médula espinal tras las operaciones y no las células gliales como se pensaba hasta ahora, según revela un estudio publicado en la revista Science y en el que colabora el investigador español Mariano Barbacid.
image

Identificadas células que cicatrizan la médula espinal tras lesiones

Hasta ahora, se pensaba que las células que formaban las cicatrices tras las lesiones de la médula espinal eran las células gliales, sin embargo, la investigación realizada en el Instituo Karolinska de Estocolmo, Suecia, bajo la dirección de Jonas Frisén, abre la puerta a nuevos tratamientos para pacientes que se encuentran en recuperación tras una operación del sistema nervioso central.

El equipo de Frisén demostró que la mayoría de las células de las cicatrices en la médula espinal dañada provienen de los pericitos, unos pequeños grupos de células que se sitúan en los vasos sanguíneos.

"Estos pericitos comienzan a dividirse justo después de la herida, y dan lugar a un conjunto de células de tejido conectivo que migran hacia la lesión para formar una gran porción de cicatriz", según el artículo de Science.

En ausencia de estas células, se producen agujeros en el tejido en lugar de cicatrices.

El estudio del Instituto Karolinska permitirá que los científicos concentren sus intentos por aumentar la cicatrización en la médula espinal en estos pericitos, lo que puede ayudar a una mejor recuperación funcional de los pacientes con daños en el sistema nervioso.

Los pericitos están localizados a lo largo del exterior de los capilares y vénulas pequeñas. Tienen prolongaciones primarias largas, localizadas a lo largo del eje longitudinal del capilar y a partir del cual se originan prolongaciones secundarias que se envuelven alrededor del capilar, y forman unas cuantas uniones comunicantes o nexo con las células endoteliales.

Rodean en parte a las células endoteliales de los capilares y las vénulas pequeñas. Estas células perivasculares se hallan rodeadas de una membrana basal, por lo tanto se podría decir que están fuera del tejido conectivo. Sin embargo, bajo algunas circunstancias pueden diferenciarse en células del tejido conectivo, como si fueran células mesenquimáticas en reposo. Algunos autores, indican que sólo originan células endoteliales y musculares lisas.

Con información de Efe