Noticias

Impulsan en Argentina proyecto de Ley para bebes vulnerables

La cifra de bebés recién nacidos dados de alta a pesar de tener condiciones de alto riesgo motivó a los miembro de la Alianza Argentina para la Salud de la Madre, Recién Nacido y Niño a promover un proyecto de ley que asegure a los chicos que presentaron al nacer distintas enfermedades que requirieron su internación en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, su seguimiento mientras duren las condiciones de riesgo.
image

Impulsan en Argentina proyecto de Ley para bebes vulnerables

La Alianza Argentina para la Salud de la Madre, Recién Nacido (ASUMEN) es una iniciativa argentina, creada en marzo 2009. El propósito de ASUMEN es promover, intensificar y armonizar las acciones nacionales, provinciales y locales tendientes a mejorar la salud de las madres, los recién nacidos y los niños.

Según cifras publicadas en su página web en 2007 murieron en la Argentina, 333 mujeres durante el embarazo, parto o puerperio y 11 mil niños menores de 5 años, de los cuales casi 6 mil eran recién nacidos.

Investigaciones nacionales demuestran que por lo menos las dos terceras partes de esas muertes son evitables con intervenciones de probada eficacia, que podrían y deberían estar disponibles, para cada mujer y cada niño. De esta manera se evitarían las muertes de 7 mil 600 mujeres y niños, destaca la alianza en su sitio en internet

ASUEMEN consciente de la inversión de trabajo profesional y de recursos económicos que significa la atención de un recién nacido en condiciones de riesgo y ante el número creciente de estos recién nacidos es dado de alta hoy de las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), propuso el citado proyecto de Ley.

“El proyecto, germen de una ley federal, intenta asegurar a todos los recién nacidos de alto riesgo este seguimiento, legitimando sus derechos a una asistencia digna y a una plena integración social”, explica Luis Novali, miembro de la Alianza Argentina para la Salud de la Madre, Recién Nacido y Niño.

Agrega que también se “propone la creación de grupos asistenciales donde hoy no hay, formados por profesionales de distintas disciplinas que, con un enfoque abarcativo, puedan detectar y tratar no sólo las consecuencias médicas de su patología, sino también la repercusión emocional, familiar, económica y escolar. Plantea medidas que aseguren el acceso a la asistencia, a los recursos que sean necesarios y a centros de tratamiento”, agrega Noveli.

Los bebés prematuros que no llegan a pesar un kilo y medio cuando nacen representan el 1 por ciento de los nacimientos, pero son la tercera parte de las muertes infantiles durante el primer año de vida. Estos bebés, que hoy sobreviven gracias a los adelantos científicos y técnicos, tienen grandes posibilidades de tener distintas secuelas..

Las enfermedades cardíacas congénitas también son un serio factor de riesgo y representan cerca del 8,5 por ciento de las muertes de los menores de un año.

“Su patología neonatal hace que presenten alto riesgo de secuelas, al dejar el hospital y en su evolución posterior. Necesitan un seguimiento integral que permita tratar las secuelas que ya fueron diagnosticadas y detectar precozmente aquellas consecuencias de su patología neonatal que aparezcan durante su evolución posterior, con el fin de tratarlas oportunamente”, detalla el miemnto de ASUMEN.

En este proyecto de Ley trabajando los equipos profesionales de los consultorios de Seguimiento de Recién Nacidos de Alto Riesgo de los hospitales públicos porteños, así como integrantes de la Comisión de Salud del Senado, que fue presentado a diputados y legisladores porteños.

Con información de la Alianza Argentina para la Salud de la Madre, Recién Nacido y Niño