Opinión

La ​m​aternidad ayuda a ​r​ejuvenecer el ​c​erebro

Al ser madre la mujer adquiere habilidades nuevas, que le permiten realizar más tareas: mejora la memoria e incrementa los aprendizajes.
maternidad.jpg

Por: Alicia Yolanda Reyes

Cuando una mujer resulta embarazada, su cerebro funciona mejor, y esta situación se mantiene a lo largo de su vida, permitiendo que adquiera nuevas habilidades que le permita compaginar su vida laboral con la familiar, según se desprende de un estudio realizado en el Instituto de Neurobiología de la UNAM.

De acuerdo a la investigadora Teresa  Morales Guzmán estos cambios no solo se presentan en la madre gestante, sino que logran beneficiar al padre o la persona que más se involucre con el recién nacido.

Las parejas que adoptan un bebé recién nacido también suelen resultar beneficiadas en su función cerebral si se involucran completamente en la crianza del bebé.

La profesional de la salud asevera que estos hallazgos ya se habían realizado desde hace 50 años aproximadamente pero es hasta ahora que se le ha dado más importancia, y un seguimiento puntual.

La madre o la persona que se haga caso de cubrir las más elementales necesidades del recién nacido estimulan varias hormonas que permiten que el cerebro incremente sus funciones .

Explicó que los cambios en el cerebro de la madre no solo ocurren en las neuronas , sino que involucran a varias células gliales, que dan soporte y energía a las neuronas.

El cerebro de la madre o la persona que cuida al bebé experimentan habilidades cognitivas que le permite mejorar su aprendizaje y memoria, lo que le permite enfrentar mejor los desafíos que representan la crianza de un bebé.

Los cambios  hacen que la madre o la persona que se hace cargo del bebé se vuelva más empático con las necesidades del hijo esto explica el porque son capaces de distinguir su llanto, incluso en un grupo de varios niños.

Otra de las ganancias de gestar o cuidar un bebé de manera sistemática es que mejora la memoria a corto y largo plazo, especialmente en el aprendizaje espacial, lo que le permite resistir más el estrés, y disminuir el envejecimiento neuronal.

Aunque no todos los cambios en el cerebro se mantienen , la mayoría suelen permanecer hasta la vejez si la persona tiene una adecuada alimentación, realiza ejercicio físico y mental.

Sin embargo no existen hasta el momento estudios a largo plazo para poder corroborar que porcentaje de las mujeres y padres involucrados mantienen estas ventajas por un mayor tiempo.

Lo que si está claro que un mayor involucramiento en al crianza de los hijos e hijas en sus primera etapas, resultan benéficas para madres, padres y por supuesto los menores, ya que les da mayor seguridad para enfrentar los retos que representa crecer, aprender nuevas tareas y eventualmente separarse de su familia primaria(aliciayolandar@hotmail.com)