Enfermedades

La Colitis. ¿Qué Es y Cómo Combatirla?

Esta patología está relacionada cuatro factores fundamentales: Ambientales, emocionales, agentes Infecciosos y trastornos de la alimentación.
colitis.jpeg

Por: Alicia Yolanda Reyes

La gran mayoría de las personas en las sociedades occidentales, hemos padecido en algún momento de nuestra vida de colitis, debido a diferentes factores, en ocasiones los médicos nos recetan medicamentos para curarla, pero esta afección regresa.

El concepto de colitis en términos generales, abarca una gran variedad de procesos, que van desde los crónicos, agudos y transitorios.

 En algunos  casos de colitis se detecta una causa específica, otros son de causa desconocida. Es un trastorno gastrointestinal, que consiste en la inflamación del colon y de todo el intestino grueso.

Es multifactorial, las principales causas de que se produzca la colitis son:

Factores exógenos (ambientales)

Factores endógenos;  es decir emocionales.

Agentes infecciosos como virus, bacterias, amibas, etc.

Y por último trastornos en la dieta.

Cada tipo de colitis presenta características especiales, que dependen de la longitud y el espesor de la pared intestinal comprometidos con en este cuadro.

La colitis al igual que la gastritis, posee síntomas muy característicos, a los que se debe poner atención cuando se vuelven constantes.

Los principales síntomas son:

.- diarreas

.- dolor abdominal

.- flatulencias

Deshidratación

.-fiebre

Inflamación del peritoneo (en caso de colitis ulcerosa)

Obstrucción intestinal

.- Formación de llagas en los extremos del intestino

.-Hemorragias (en caso de colitis hemorrágico)

La colitis es una enfermedad de jóvenes. La mayoría de los casos se diagnostica alrededor de los 30 años.

Aunque este padecimiento puede afectar en otras etapas de la vida; incluyendo en las últimas décadas de la vida.

El primer síntoma de alerta es un aflojamiento del excremento.

Es frecuente que incluso se arroje sangre en pequeñas cantidades, a veces solo detectable en los estudios coprológicos.

La diarrea puede iniciar lentamente, o de repente, sin que se recuerde  haber consumido algún alimento que la causara.

La nutrición en estos casos es fundamental, ya que con la diarrea se pierden muchos líquidos, electrolitos y nutrientes, por lo que es fundamental, consumir muchos líquidos, agua y suero principalmente.

Se recomienda evitar los alimentos que causen irritación y gases como los altos en fibras.

Es importante consumir frutas y verduras frescas, asadas, cocidas o crudas .

La manzana por ejemplo es una fruta que ayuda a disminuir la diarrea y la irritación estomacal, por lo que se recomienda cruda o cocida en pequeños pedazos.

Está por demás decir que deben evitarse los tés fuertes, los refrescos, el chocolate y el café.

Cambiar la leche entera por deslactosada y de ser posible deslactosada ligh.

El jitomate, los chiles en todas sus variedades, la pimienta, el pimiento morrón, y las especias de todo tipo, hasta que disminuyan las molestias.

La avena, cruda o cocida es un alimento que ayuda durante un cuadro agudo de gastritis o diarrea.

Algunos médicos recomiendan además evitar los caldos, por su alto contenido en grasas.

Sin embargo cada persona irá descubriendo cuales son los alimentos que les provocan molestias y podrá eliminarlos de su dieta.

Pero lo más importante es acudir al médico para que mediante el interrogatorio y los estudios de rutina recomiende cual es la dieta a seguir (aliciayolandar@hotmail.com)