Noticias

La eliminación del sarampión, un desafío para UNASUR

El ministerio de Salud del Ecuador pidió a los países de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) abordar una estrategia común para la eliminación del sarampión de las Américas.
image

La eliminación del sarampión, un desafío para UNASUR

La propuesta la formuló el ministro de Salud Ecuatoriano, David Chiriboga, en la reunión de los responsables del área en las naciones sudamericanas que se realizó en Río de Janeiro, Brasil, en paralelo al Congreso sobre Determinantes Sociales de la Salud, organizado por Naciones Unidas.

Se supo además que Ecuador llevará la misma propuesta también al seno de la ONU, en la reunión extraordinaria del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se realizará en noviembre de este año.

“Actualmente, Ecuador tiene una gran oportunidad para liderar la propuesta, ya que es uno de los 34 miembros del Consejo Ejecutivo de la OMS. Se trata de un paso importante para eliminar el sarampión”, señaló el director general de Salud del Ecuador, Juan Moreira a la agencia ANDES.

“En la región de las Américas se está tratando de eliminar el sarampión y nuestros esfuerzos de tantos años, a nivel nacional, se ven perjudicados porque otras regiones del mundo no han fortalecido sus programas de vacunación”, puntualizó Moreira.

Descuido en Europa y Estados Unidos

En Europa se registran anualmente 17.000 casos de sarampión, en África son muchas más: 103.000 y la situación se agrava por los altos niveles de desnutrición en niños y niñas.

Las miradas sobre Europa no son casuales: cerca de 20 países europeos tienen menos del 89% de cobertura de vacunación. Francia, por ejemplo, tiene una población de 65 millones de habitantes, un 80% de cobertura de vacunación y registra 14.000 casos de sarampión.

“Si en Ecuador con 14 millones de habitantes existiese tan solo una cobertura de 80% se registrarían 7.000 casos. Sin embargo, el país ha tenido mucho éxito en lograr una cobertura de vacunación a nivel nacional del 98% durante varios años, con lo que se ha podido controlar el sarampión autóctono”, explicó el funcionario ecuatoriano.

La preocupación del Ecuador sobre el sarampión se redobló luego de la aparición de un brote los primeros días de octubre, con casi 100 casos registrados.

El virus, procedente de Estados Unidos inquietó al Gobierno porque desde 1996 no se registraban casos. Ese año, Ecuador había reportado los últimos casos de virus autóctono de sarampión y estaba cerca de ser declarada libre de la enfermedad.

En América se declaró erradicad el virus endémico del sarampión en 2002. Pero ahora ante el nuevo brote mundial, la OMS comunicó que en 2011 se registraron casos de virus importado en Canadá (742 infectados), Estados Unidos (213), así como en países latinoamericanos como Brasil (18), Colombia (7), Chile (6) y México (3) y los referidos en Ecuador.

Medidas especiales

Ante la aparición de casos “importados” en Ecuador, los países de UNASUR tomaron medidas especiales. En Bolivia, por caso, se vacunarán a 112 mil personas tan sólo en la ciudad de El Alto, como parte de una Campaña Nacional de Vacunación que se extenderá hasta el 11 de noviembre.

La campaña está destinada a todos los niños de 1 a 5 años de edad, las mujeres entre 20 y 44 años de edad que estuvieron embarazadas en 2006 y no se vacunaron, personal de salud, y todos los trabajadores de aeropuertos, terminales de buses, hoteles y alojamientos en zonas urbanas fronterizas y turísticas.