Opinión

México ocupa el primer lugar en Obesidad Infantil

El sobrepeso y la obesidad son ya un problema de salud pública que nos debe de preocupar, en nuestras manos está el evitar que nuestros hijos e hijas inicien con problemas de salud a temprana edad.
obeinfantil.jpg

Por: Alicia Yolanda Reyes

Desde el 2016 las guarderías del IMSS, preocupadas por los altos índices de sobrepeso y obesidad de los menores, decidió modificar sus menús alimenticios, para hacerlos más sanos, al mismo tiempo elaboró un recetario de 40  propuestas alimenticias para desayuno, comida y cena, que son fáciles de preparar por papá o mamá y que permiten que toda la familia coma de una forma más saludable.

Estas propuestas incluyen frutas, verduras, cereales integrales, lácteos y están basadas en la dieta mexicana, antes de que nos invadiera la industrialización y las propuestas de comida rápida.

Hay que recordar que los niños aprenden por imitación, por lo que es importante que toda la familia consuma alimentos saludables, y se dejen fuera refrescos, jugos y todo producto industrializado, que por lo general contienen una gran cantidad de azúcares y  grasas poco saludables que contribuyen al incremento de la obesidad de los primeros años de vida.

Si bien es  cierto que la acelerada vida que se lleva en la actualidad, cuando  ambos miembros de la pareja salen a trabajar, o en el caso de las madres o padres que están a cargo de los hijos que deben desempeñar varias tareas, en ocasiones les obliga a comprar alimentos preparados o semi preparados, pero se puede evitar lo anterior organizándose para hacer las compras semanales o quincenales en el mercado.

Si se tiene a la mano frutas, verduras y proteínas de origen animal almacenadas en porciones  por día,  se evitará tener que adquirir a última hora alimentos chatarra.

Hay personas que por ejemplo lavan muy bien las verduras las cocinan y las guardan en recipientes individuales o familiares.

El arroz cocinado, la quinoa, y otros productos se mantienen en el congelador por quince días o un poco más sin perder sus cualidades alimenticias

El pollo o la carne se pueden preparar para varios días, congelar y sacar la noche anterior, esto aplica también para frijoles, garbanzo, lentejas y otras leguminosas.

Cada familia encontrará cual es la mejor forma de almacenar sus alimentos, lo importante es que éstos sean naturales y nutritivos.

Acostumbrar a la familia a beber agua natural, evitando de esta forma que se acostumbren a los refrescos y jugos causantes de los altos niveles que estamos padeciendo de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Esto permitirá abatir el alto índice que jóvenes menores de 40 años que están sufriendo enfermedades que anteriormente se consideraban de la sexta o séptima década de la vida.

En el recetario de 40 menús que el IMSS propone se recomienda utilizar aceite vegetal para cocinar, incluir cacahuate, aguacate y otras grasas nutritivas que agregan un sabor agradable a los alimentos.

Recordemos que los primeros años de vida son importantes para adquirir hábitos de vida saludable, que incluya una buena alimentación, ejercicio y espacios recreativos en los que se mantengan activos.

Evitar que los pequeños pasen grandes periodos frente a la televisión y otros aparatos electrónicos contribuirá a que se eviten muchas de las enfermedades que ahora aquejan a los niños y adolescentes.

Los niños que asisten a guarderías por lo general ingieren frutas y verduras de manera cotidiana, y están tan acostumbrada a ella, que incluso cuando salen a comer fuera las prefieren, pero es importante que se siga esa misma dieta en casa.

Algunas encargadas de guardería se quejan de que muchas mamás, o papás recogen a sus niños y les ofrecen jugos, frituras, pastelitos y otros productos industrializados, con lo que buena parte de la labor de la guardería se pierde.

Incluso algunos antojitos como pizzas, hamburguesas, tacos etc pueden ser preparados en casa de una forma rápida y saludable, evitando que los pequeños se acostumbren a los sabores añadidos de los productos comerciales.

El sobrepeso y la obesidad son ya un problema de salud pública que nos debe de preocupar, en nuestras manos está el evitar que nuestros hijos e hijas inicien con problemas de salud a temprana edad.

Y de paso mejores nuestra salud y calidad de vida(aliciayolandar@hotmail.com)