Noticias

No hay suficiente información científica para predecir próximos brotes de Escherichia coli

Brotes epidémicos de bacterias, como el de la Escherichia coli que actualmente afecta a varios países de Europa, pueden ocurrir en cualquier parte del mundo, y la información de la que disponen hasta ahora los científicos alrededor del planeta es insuficiente para saber cuándo, cómo o dónde se presentará la siguiente.
image

No hay suficiente información científica para predecir próximos brotes de Escherichia coli

El científico del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) explicó  que lo que ahora preocupa a los investigadores del mundo es que un brote como el europeo,  puede ocurrir en cualquier lado y no hay forma de predecirlo.

Los cambios en las bacterias, agregó, se dan con poca frecuencia, porque se necesitan conjuntar varios factores y condiciones que propician un cambio genético en su estructura, esas variaciones  favorecen  no sólo la existencia de la bacteria, sino que se fije un rasgo característico de la misma.

Por ese motivo, para prevenir y combatir un brote de Escherichia coli o de cualquier otra bacteria, no importa si es México u otro país, lo más importante y nuestra mejor arma es mantener adecuadas medidas de higiene, señaló el también Secretario Académicos del Cinvestav.

Escherichia coli

La bacteria no sólo infecta a humanos, tiene reservorios, es decir, hospederos como pueden ser los vegetales o el ganado vacuno, por ello,  para contrarrestar la bacteria hay que lavar y desinfectar bien los vegetales y cocer adecuadamente los alimentos.

Al referirse a la bacteria que actualmente afecta Europa, Navarro García explicó que aunque no se tiene certeza de dónde provino, lo más probable es que se trate de una E. coli muy peligrosa, más letal que la del serotipo O157:H7 que provocó un fuerte brote conocido como “la enfermedad de la hamburguesa”  en Estados Unidos, en los 80, señaló el experto en Microbiología Celular.

E. coli

Indicó que si bien el brote de E. coli se dio en mayo, esta variante del patógeno seguramente ha estado circulando desde principios de año, pero fue hasta hace poco que se dio a conocer, y sus nuevas características no permitieron su rápida identificación, por lo que tomó por sorpresa a la población alemana, causando víctimas mortales.

E. coli

Dentro de la E. coli hay dos patotipos muy similares, la Escherichia coli enterohemorrágica (EHEC) y la E. coli productora de la toxina Shiga (STEC), esta última es la que está presente en el actual brote, y se le identifica  como STEC eae- (intimina negativo) y pertenece al serogrupo O104:H4, una cepa que normalmente es conocida por causar el Síndrome Urémico Hemolítico (HUS, por sus siglas en inglés), en niños.

E. coli Escherichia coli E. coli

Este Síndrome se da al generar la toxina Shiga, que ataca al intestino y se infiltra en el torrente sanguíneo, llega a los riñones y bloquea la síntesis de proteína de las células, es decir, éstas mueren porque no pueden producir sus propias proteínas causando el Síndrome, ya que los riñones fallan y el paciente muere o en el mejor de los casos, cursa con falla renal aguda.

Anteriormente la  E. coli enterohemorrágica era la más letal de las que existen, ya que produce diarrea con sangre y el Síndrome Urémico Hemolítico.

E. coli

Precisó que esta bacteria ha cambiado su comportamiento, ya que está atacando a una población diferente a la habitual, que eran los niños, pues ahora está infectando a adultos y personas de la tercera edad, en gran proporción, lo que significa que encontró una forma de evadir la respuesta del sistema inmune, lo que la torna más preocupante.

Lo positivo dentro de esto es que al saber cómo interactúa con el intestino de los humanos, también podemos determinar cuál es el mejor antibiótico para combatir a esta bacteria, de acuerdo con su fondo genético, destacó el científico.

Enfatizó que se contagia de persona a persona, sólo en casos extremos de falta de higiene, por ejemplo, al manipular objetos, alimentos o saludar a otras personas, sin lavarse las manos luego de ir al baño.