Noticias

ONU insiste sobre falta de acceso al agua y sanidad

Unos 783 millones de personas viven sin acceso al agua potable y dos mil 500 millones carecen de servicios sanitarios, reveló un estudio elaborado por dos agencias de Naciones Unidas. Es una de las causas centrales de las muertes por diarreas, que matan a más de 3 mil niños por día en todo el mundo.
image

ONU insiste sobre falta de acceso al agua y sanidad

El mundo todavía está lejos de cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en lo referido a la sanidad y es muy difícil que pueda lograrlo en la fecha tope del 2015, precisa el informe, titulado Progresos sobre Agua Potable y Sanidad-2012.

El documento fue elaborado por el programa conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) para el Suministro de Agua y Sanidad.

Afirma que solo el 63 por ciento de la población del mundo se beneficia de servicios sanitarios, lejos del 75 establecido como propósito en los ODM para dentro de tres años.

Al mismo tiempo, mil 100 millones personas, en su mayoría radicadas en zonas rurales, todavía defecan al aire libre.

De esa cifra, 626 millones corresponden a India, 14 millones a China y siete millones 200 mil a Brasil, a pesar de que son países integrantes del llamado grupo Brics de Estados con economías emergentes.

En cuanto al agua potable, el análisis afirma que entre 1990 y 2010 más de dos mil millones de personas lograron acceso a fuentes de ese tipo de líquido, ya sea a través de pipas o de pozos protegidos.

Agrega que a finales del 2010, el 89 por ciento de la población mundial (seis mil 100 millones) se beneficiaba de fuentes mejoradas de agua, lo que supera en un punto la meta establecida en los ODM, y se espera que aumente a un 92 por ciento en 2015.

No obstante, el informe inserta datos de la Unicef que elevan a más de tres mil la cantidad diaria de muertes infantiles a causa de enfermedades diarreicas a nivel mundial.

Por su parte, la OMS alerta que el 10 por ciento de las enfermedades tienen relación con el agua, la sanidad y la higiene de mala calidad y critica las disparidades existentes en la materia entre países y regiones y dentro de los propios territorios nacionales.

Como ejemplo indica que en África subsahariana solo el 61 por ciento de la población tiene acceso a fuentes de agua potable, mientras que esa proporción sube a 90 o más en América Latina y extensas partes de Asia.

La Asamblea General de la ONU aprobó en 2010 una resolución que declaró el acceso al agua potable y los servicios sanitarios como un derecho humano y luego declaró al decenio 2005-2015 como la Década Internacional Agua para la Vida.

Con información de Prensa Latina