Noticias

Perú crea red de bancos de leche materna

El objetivo es reducir el índice de mortalidad de bebés prematuros, prevenir enfermedades infecciosas y asegurar un desarrollo normal de los recién nacidos; Perú anunció que se crearán de cinco a seis bancos de leche entre 2013 y 2016.
image

Perú crea red de bancos de leche materna

El Gobierno de Perú la creación de bancos de leche como una de las estrategias para enfrentar el índice de mortalidad en bebés prematuros. La iniciativa fue propuesta por el doctor Julio Portella, director del Comité de Leche Materna del Instituto Nacional Materno Infantil del ministerio de Salud, quien dijo a los medios locales que la meta es realizar de cinco a seis instituciones en los próximos tres años.

El especialista destacó que "la leche materna contiene la mejor mezcla de alimentos para niños, pero además tiene células que defienden a los bebés prematuros de infecciones, de parásitos y reduce la mortalidad infantil".

Insistió en que el alimento también tiene hormonas y sustancias "que favorecen el mejor desarrollo de los órganos de los bebés, y en especial de su cerebro, haciéndolos sanos e inteligentes".

Actualmente, la capital, Lima, cuenta con el primer banco de leche materna, creado en 2010 (gracias a la cooperación del gobierno de Brasil) para atender a unos mil 600 niños prematuros.

La ciudad tiene además dos centros recolectores de leche, en los populosos distritos de San Juan de Lurigancho y el Rímac.

En Perú nacen anualmente 600 mil  niños, de los cuales el 8,4 por ciento son prematuros, la mayoría provenientes de sectores pobres o de extrema pobreza, donde "el riesgo de muerte es grande", señaló el especialista.

En muchos países del mundo los bancos de leche humana han contribuido a disminuir la muerte neonatal, precisó Portella, tras indicar que hay decisión política pero faltan recursos para costear los 30 mil dólares que cuesta cada banco de leche materna.

La función de los bancos es acopiar la leche materna de la mujer que esté amamantando y le sobre leche. Una madre puede donar entre 300 a 400 centímetros cúbicos por día, y puede hacerlo durante un año.

La donación es gratuita y a cada madre se le enseña a extraerse la leche en forma manual, porque -según los pediatras- los aparatos y succionadores son considerados antihigiénicos.