Noticias

Presencia de virus en la sangre puede causar problemas digestivos

Aunque el virus del Nilo Occidental y otros relacionados no son muy comunes en Estados Unidos, hay otros virus que son más generalizados, como enterovirus y herpesvirus, que también pueden atacar neuronas específicas en la pared intestinal y dañarlas.
virus.jpeg

El Zika, el Powassan y el Kunjin causan que los intestinos se expandan y ralenticen el tránsito intestinal.

Virus como el del Nilo Occidental y el del Zika, que atacan el sistema nervioso en el cerebro y la médula espinal, también pueden matar neuronas en los intestinos de ratones, lo que altera la evacuación y causa bloqueos intestinales, descubrieron investigadores estadounidenses.

Otros virus que infectan neuronas también pueden causar los mismos síntomas, dijeron investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis.

Los investigadores de la universidad, que estudiaron ratones contagiados con el virus del Nilo Occidental, se dieron cuenta de que los intestinos de algunos de los ratones infectados estaban llenos de desechos más arriba y vacíos más abajo, como si tuvieran un bloqueo.

"Nos dimos cuenta de esto hace mucho tiempo, pero lo ignoramos porque no era el foco de nuestra investigación en ese momento", dijo Michael S. Diamond, experto en virus del Nilo Occidental, profesor de medicina y uno de los autores del estudio.

En esta ocasión, los investigadores analizaron la cuestión a fondo y se dieron cuenta de que no sólo el virus del Nilo Occidental, sino que también sus primos el Zika, el Powassan y el Kunjin causan que los intestinos se expandan y ralenticen el tránsito intestinal.

Investigaciones posteriores mostraron que cuando se inyectó en la pata de un ratón, el virus del Nilo Occidental viajó por el torrente sanguíneo e infectó las neuronas de la pared intestinal. Estas neuronas coordinan las contracciones musculares para hacer que los desechos avancen sin contratiempos por los intestinos. Una vez infectadas, las neuronas atraen la atención de las células inmunológicas, las cuales atacan el virus y matan a las neuronas en el proceso.

"Cualquier virus con tendencia a atacar neuronas puede causar este tipo de daño", dijo Diamond.

Aunque el virus del Nilo Occidental y otros relacionados no son muy comunes en Estados Unidos, hay otros virus que son más generalizados, como enterovirus y herpesvirus, que también pueden atacar neuronas específicas en la pared intestinal y dañarlas.

Si este es el caso, tales virus generalizados pueden ofrecer un nuevo objetivo en la prevención o tratamiento de problemas digestivos dolorosos.

"Muchos de los virus que podrían afectar el sistema nervioso entérico causan infecciones moderadas y autolimitadas, y nunca ha habido una razón para desarrollar una vacuna contra ellos", dijo Diamond. "Pero si uno sabe que algunos virus particulares causan este grave problema común, es más probable que uno intente desarrollar una vacuna".

El tracto gastrointestinal de los ratones infectados se recupera de forma gradual en el plazo de ocho semanas, pero cuando los investigadores hicieron pruebas con los ratones con virus no relacionados o estimulantes inmunológicos, los problemas intestinales regresaron sin demora.

Este patrón hizo eco de otro visto en las personas que viven ciclos de enfermedad y recuperación gastrointestinal.