Noticias

Presentan por primera vez sustancia activa, de administración oral, contra las arrugas

Por primera vez el ácido hialurónico recomendado para combatir los síntomas de la vejez se presenta de forma líquida. El objetivo de esta nueva alternativa es devolver salud, juventud y tersura a la piel, así como también mejorar la falta de brillo y la pérdida de elasticidad, se recomienda a partir de los 30 años.
image

Presentan por primera vez sustancia activa, de administración oral, contra las arrugas

Combatir las arrugas de adentro hacia afuera es una realidad. Recientemente se presentó en Argentina una formulación de ácido hialurónico (AH) que se administra por vía oral. El AH es una sustancia activa "antiage" que tiene como objetivo prevenir la formación y el desarrollo de arrugas, pero además devolver salud, juventud, tersura, brillo y elasticidad a la piel.

El tratamiento, que se compone de tres meses de ingesta seguidos por uno de receso y así sucesivamente, está recomendado a partir de los 30 años de edad.

El medicamento que es de venta libre y pertenece a la usina del laboratorio Microsules Argentina, se comercializa en Francia desde 2008 y desde ese momento demostró, a través de diversos estudios, una marcada efectividad ya que a diferencia de las cremas que se aplican localmente, actúa por vía sistémica, lo que asegura una mayor actividad así como también una hidratación profunda.

"Los especialistas sabemos que el envejecimiento es un proceso que comienza alrededor de los 30 años. Es por eso que se toma esa edad como recomendación para el inicio de este tipo de tratamiento, que puede combinarse perfectamente con otros localizados y de índole estéticos. Por supuesto el fármaco está dirigido a mujeres sanas, y que no estén cursando un embarazo o período de lactancia", comentó la doctora María del Carmen Arrastia, médica especialista en Dermatología, secretaria de la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Dermatología (AAD) y directora del Curso de Dermatología Estética de esa institución.

La especialista también explicó que el proceso de envejecimiento -que está directamente relacionado con la prolongación de la expectativa de vida y que atraviesan todas las personas inexorablemente- tiene que ver con lo genético, pero también con el ambiente y el estilo de vida. En cuanto a los tipos de arrugas, la doctora Arrastia diferenció: "En primer lugar nos encontramos con las arrugas primarias que son las que se relacionan con la expresión y los gestos. Luego están las secundarias que se caracterizan por la aparición de surcos más profundos; y finalmente hallamos las terciarias que corresponden a las marcas verticales que se producen cuando como consecuencia de la pérdida de elasticidad 'la piel se cae' ".

Como parte del proceso de envejecimiento la piel pierde AH, y por ende la capacidad de retener agua en las células. El AH es una sustancia que está presente en todos los organismos vivos que poseen tejido conjuntivo (piel, cartílago, y otros), cuya función es lubricar, absorber, transportar los nutrientes entre las células y eliminar los residuos.

Se encuentra en el tejido conjuntivo, la piel, el fluido sinovial de las articulaciones, el humor vítreo del ojo, el cartílago y el cordón umbilical.

"Debido a que es una de las sustancias que junto con la elastina y el colágeno ayuda a regenerar tejido, el AH también es muy útil para la cicatrización de heridas", expuso por su parte la doctora Estela Bilevich, médica especialista en Dermatología, jefa de la sección Cicatrización de Heridas del servicio de Dermatología del Hospital de Clínicas José de San Martín.

"Cuando se utiliza para frenar el proceso de envejecimiento, sus principales potencialidades son: favorecer la hidratación profunda de la piel y prevenir y revertir los signos de envejecimiento; resultados que comienzan a verse en la cuarta o quinta semana", complementó la especialista.

Si bien este tratamiento que consiste en la ingesta de un comprimido acompañado por 2 litros de agua o algún otro líquido a lo largo del día, puede realizarse hasta cualquier edad, los especialistas aclaran que una vez que la piel ya sufrió cierto desgaste, es decir en las mujeres añosas, los resultados no serán los mismos.

Destacan que aquellas personas que sean hipertensas deberán consultar con su médico antes de tomar el medicamento.

Con información de Pro Salud