Noticias

Promueven en Venezuela la formación de biomédicos para tratar el cáncer

En 2008, más de siete millones de las defunciones ocurridas en el mundo fueron atribuidas al cáncer, con altas probabilidades de que sigan aumentando hasta sobrepasar los 11 millones de casos fatales en 2030. En Venezuela, constituye la segunda causa de muerte después de las enfermedades del corazón según datos del anuario de mortalidad del Ministerio del Poder Popular para la Salud.
image

Promueven en Venezuela la formación de biomédicos para tratar el cáncer

Ante estas cifras los especialistas insisten en la necesidad de formar buenos profesionales biomédicos capacitados en las últimas tecnologías para la atención y tratamientos de pacientes con esta enfermedad.

El Centro de Microbiología y Biología Celular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) con el Dr. Manuel Rieber, investigador-jefe del Laboratorio de Bioquímica Celular y miembro honorario de la Sociedad Venezolana de Oncología, dictó el curso de actualización Biología molecular y celular del cáncer a fin de cumplir con esta objetivo de formación.

“Queremos formar a buenos profesionales biomédicos, facilitando que la generación de relevo aprenda a razonar, discutir, analizar y no solamente a memorizar. La idea es comprender desde procesos inflamatorios previos, pasando por una hiperplasia (exagerada multiplicación de células sanas), displasia (anomalía en el desarrollo de un órgano), hasta la posibilidad de un carcinoma in situ (localizado) o invasivo” explicó Rieber.

Uno de los aspectos abordados durante el desarrollo de la actividad fue el crecimiento exitoso del tumor, el cual está condicionado por su capacidad para sobrevivir en un ambiente restringido de nutrientes, principalmente glucosa y oxígeno.

En su afán por expandirse, el tumor se va separando de esa fuente de energía; cuando por fin lo logra, “se produce una enorme restricción metabólica en las células tumorales más distanciadas de los sitios de vascularización (donde se alojan los vasos sanguíneos). Muchas de ellas mueren por falta de adaptación, pero las pocas que sobreviven adquieren una resistencia mayor, reduciendo la efectividad del diagnóstico y tratamiento, sea quimioterapia o radioterapia” dijo. En este sentido, el especialista propone limitar el metabolismo de glucosa para potenciar los tratamientos convencionales.

Aunque el cáncer comienza con la transformación de una sola célula normal en una tumoral, la enfermedad avanza debido a la interacción de factores hereditarios y ambientales, como el consumo de alcohol y cigarrillo, la sobre-exposición a radiación solar y la existencia de infecciones previas que propician la inflamación. Además, el envejecimiento favorece la acumulación de alteraciones genéticas y el desequilibrio hormonal, aumentando la predisposición. En realidad, las causas que inducen tumores son solo piezas de un complejo rompecabezas.

Según estimaciones de la OMS, la mayoría de las defunciones por cáncer ocurren por metástasis, es decir, cuando las células anormales se propagan rápidamente por el cuerpo e invaden otros órganos.

De acuerdo con el último anuario de mortalidad del Ministerio del Poder Popular para la Salud, el cáncer provocó la muerte de 19 mil 796 venezolanos en 2008, siendo las causas más frecuentes los tumores malignos alojados en los órganos digestivos en primer lugar; los órganos respiratorios e intratorácicos en segundo lugar; y los órganos genitales masculinos en tercer lugar.

Según la OMS, alrededor del 30 por ciento de los cánceres pueden prevenirse a tiempo. ¿Cómo? Reduciendo el consumo de tabaco y cigarrillos, bajando de peso, ingiriendo suficientes frutas y hortalizas, haciendo ejercicios, evitando el consumo de bebidas alcohólicas, manteniendo relaciones sexuales seguras, reduciendo la contaminación del aire de las ciudades y disminuyendo la inhalación de humo por la quema de combustibles sólidos.