de aqui y de allá

¿Qué daños o secuelas nos puede dejar el padecer la COVID-19?

Lo que se presenta más frecuentemente es el agotamiento, dificultad para respirar, tos, dolor en las articulaciones y en el pecho
Captura de pantalla de 2021-03-21 12-20-52.png

La COVID-19 no deja de darnos sorpresas, además de enfermarnos sin tener síntomas o malestares, lo que ocurre en el 80% de los niños y 45% de los adultos, presentar síntomas leves, moderados o severos, complicaciones, recuperación o muerte, puede hasta en un 35% de personas quedar con complicaciones posteriores, varias de ellas de carácter permanente y es lo que se ha dado en llamar síndrome post-covid19 o Covid persistente.

Ya se demostró que puede haber reinfecciones o que la enfermedad se repite, a los 80 días como promedio, en pocos casos, sin embargo, pueden tener dos enfermedades al mismo tiempo del COVID-19 con otros virus como influenza, gripe, dengue, así como malaria o con bacterias y cada vez se evidencian más secuelas o daños.

Lo que se presenta más frecuentemente es el agotamiento, dificultad para respirar, tos, dolor en las articulaciones y en el pecho, pero también dificultad para realizar las actividades de la vida diaria, como bañarse, alimentarse o hacer los oficios de la casa, falta de concentración y otros daños que son menos frecuentes como son la inflamación del músculo del corazón, se contrae mal, presentan palpitaciones, problemas en el riñón, inflamación de la piel, pérdida del pelo, alteración de la función olfativa y gustativa, desregulación del sueño, alteración del lenguaje, la atención, así como la conducta, el aprendizaje o la orientación, deterioro de la memoria, depresión, ansiedad y cambios de humor. Este daño parece estar causado por respuestas inflamatorias graves, coágulos que obstruyen la circulación y falta de oxígeno. 

Aunque la mayoría de los pacientes se recuperan y pueden regresar a la normalidad, algunos lamentablemente les quedará ese daño, les afectará su calidad de vida y por supuesto disminuirá el número de años que le corresponde vivir.

Recordemos que este virus nos inflama todos los órganos, puede afectar su funcionamiento y expresarse de muchas maneras, por lo que nuestros malestares son diferentes. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es evitar adquirir la COVID-19, esa nuestra mejor defensa, y para ello usar la prevención 5 + 1 es fundamental.