Noticias

¿Qué hay detrás del “no puedo” como forma de autosabotaje?

El autosabotaje tiene muchos rostros relacionados con frases como: “no puedo hacerlo, está muy difícil, soy una víctima”, pero esa situación se puede revertir analizando y reconociendo el problema, indicó el licenciado en Psicología Israel Trejo González, quien dio una plática en la UAM.
image

¿Qué hay detrás del “no puedo” como forma de autosabotaje?

Para enfrentar el autosabotaje hay que preguntarse ¿por qué?, ¿cómo? y ¿qué hacer?, afirmó el licenciado en Psicología Israel Trejo González, profesor de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, del Departamento de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la conferencia La razón del no puedo. Autosabotaje, que se efectuó en la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La razón del no puedo. Autosabotaje,

Explicó que la pregunta ¿por qué? tiene que ver con la raíz del problema, investigar de dónde proviene, para poder ubicarlo, saber si es algo personal, aprendido o se trata de una introyección. El ¿cómo? generalmente está relacionado con la saturación de información, porque a la hora de aplicarlo no encontramos la manera de instrumentarlo. En tanto, en el ¿qué hacer? hay muchas opciones, como: reconocernos, aceptarnos, trabajar la autoestima, no engañarnos, responsabilizarnos, decidir sobre lo que queremos, no ser pasivos, desarrollar convicciones, no vivir o evidenciarnos como víctimas, cumplir con metas y vencer el miedo a lo nuevo, según publicó el Semanario de la UAM en su número 43 (27 de junio de 2011).

Semanario de la UAM

Definió el autosabotaje como “la facultad que tenemos de echarnos la culpa de algunas situaciones que vivimos y nos condenamos la vida, anteponiendo obstáculos para realizar o alcanzar objetivos”, afirmó en el ciclo de pláticas Primero tú, después tú y al último tú.

Cuando no logramos lo que deseamos generalmente pensamos que tenemos mala suerte y que somos víctimas de las circunstancias. La culpa de nuestros errores y fracasos la tienen los demás. Esta situación es muy socorrida en nuestro país, señaló.

El autosabotaje tiene muchos rostros relacionados con frases como: “no puedo hacerlo, está muy difícil, soy una víctima”. Siempre se buscan responsables, se tiene miedo, se siente fracasado y poco exitoso.

En esta plática, que se realizó el 21 de junio, el investigador planteó que su pretensión es hacer que estas charlas –que organiza el Departamento de Orientación Educativa y Servicios Psicopedagógicos– logren que las personas se descubran y se reconozcan a sí mismas; segundo, que tomen decisiones, y tercero, proporcionar herramientas de defensa y que las sepan utilizar.