Cartas Médicas

¿Qué podemos aprender y aprovechar del Coronavirus?

El coronavirus es un microorganismo que produce enfermedad respiratoria leve, moderada, grave y pronto ingresará a nuestro país, por tanto, es importante que nos preparemos a nivel individual familiar y comunitario.
higienecoronavirus.jpg

El coronavirus es un microorganismo que produce enfermedad respiratoria leve, moderada, grave y pronto ingresará a nuestro país, por tanto, es importante que nos preparemos a nivel individual familiar y comunitario.

Lo primero es informarnos adecuadamente, su sintomatología es similar al de una gripe con la aparición rápidamente de dificultad para respirar, se transmite de persona a persona a través de la respiración y al entrar en contacto nuestras manos con las gotitas que el paciente expulsa y que queda en cualquier objeto que luego tocamos con nuestras manos y al pasárnoslas por la cara, nos tocamos la boca, nariz y ojos adquiriendo la enfermedad en un par de días hasta 14 días después.

Una minoría de personas, 14% sufre enfermedad grave y alrededor del 2% fallece, porcentaje que sube, especialmente en aquellas personas que conviven con enfermedades crónicas y son mayores de 60 años.
Segundo, no podemos desesperarnos ni comenzar con actitudes discriminatorias contra aquellas personas que tengan rasgos asiáticos o que estén presentando cualquier tipo de gripe. Esto no previene la enfermedad.

Tercero, las personas que tengan gripe deberán permanecer en sus casas dos o tres días, no ponerse en contacto con otros y colocarse una mascarilla cuando entren los familiares, lavarse las manos con frecuencia, limpiar su mesa de noche y otros objetos cercanos, usar utensilios de comer solo para el enfermo y mantenerse a 2 metros de distancia, si no puede mantenga un metro de distancia. El paciente debe estornudar en un pañuelo o con la parte interna del codo.

Cuarto, esté pendiente de los signos de alerta, que indican que se está complicando, fiebre que no baja, no mejora después de 6 días, le cuesta respirar, habla incoherencias, deja de mamar o comer o simplemente usted siente que va de mal a peor y por supuesto acuda al médico lo más pronto
posible.

Quinto, prevenga la enfermedad respiratoria, manténgase alejado de pacientes enfermos, lávese las manos con agua y jabón durante 40 segundos varias veces al día, cuando llegue a su casa o a la oficina, promueve el lavado de manos dentro de su familia y centros de trabajo, evite tocarse la
cara.

Sexto, prepare un plan personal y familiar de lo que va hacer. Siga las instrucciones del Ministerio de Salud. Eduque a su familia sobre las medidas de prevención especialmente el lavado de manos con agua y jabón y hágase preguntas como qué medidas tengo que reforzar en mi casa o en mi trabajo, no envíe sus niños a la escuela si tienen gripe, espere las instrucciones sobre si tiene que llevar o no a su hijo en caso de que la epidemia se instale en el país. La mascarilla es para pacientes enfermos pues disminuye la posibilidad de que se transmita la enfermedad, si usted está sano no le sirve. Vaya haciendo conciencia de la importancia de no tocarse la cara, ya que lo hacemos de forma automática.

Y por último no caiga en pánico, esta es una enfermedad que puede prevenirse, si usted desde ahora comienza a crear los hábitos higiénicos que le hemos recomendado.