Opinión

¿Que tan saludable es una dieta vegetariana?

Cada día existe mayor preocupación por consumir alimentos sanos y nutritivos, que nos hagan sentir con energía y nos permitan mantener un peso adecuado.
1 | 1
vegana.jpg

Por: Alicia Yolanda Reyes

Cada día existe mayor preocupación por consumir alimentos sanos y nutritivos, que nos hagan sentir con energía y nos permitan mantener un peso adecuado;  la pirámide alimenticia que proponen las autoridades de salud, se ha modificado a lo largo de los años y cada vez se incluyen un mayor número de cereales ,  frutas y verduras y se limitan las proteínas de origen animal, aunque existe controversia sobre que tan sano es dejar fuera las carnes, lo que si queda claro es que los embutidos y alimentos industrializados como salchichas, tocinos, jamones etc. deben de ser eliminados o  consumirlos al mínimo; existen corrientes que prefieren basar su dieta en productos naturales como frutas, verduras, germinados etc.  sea cual sea la decisión es importante hacerse un examen médico y laboratorial antes de iniciar con una modificación de hábitos alimenticios drástica. 

Eliminar los productos de origen animal de la dieta diaria puede ser una buena solución para quienes desean bajar de peso y evitar algunas enfermedades como la diabetes y el colesterol; sin embargo es fundamental que se equilibre con otros productos para evitar descompensaciones, aseveran los nutriólogos, por lo que recomiendan incluir leguminosas como el frijol, garbanzo y lentejas, junto con algunos cereales como el arroz y el trigo. Además de realizarse exámenes de laboratorio para prevenir la anemia por falta de hierro.

Los frutos secos como las nueces, cacahuates, almendras, ciruelas pasas, arándonos, son otros de los alimentos que toda persona que decide dejar la carne debe incluir en su dieta.

Los quesos, huevos, e incluso el pescado suelen ser consumidos por algunos vegetarianos que no son tan estrictos con la dieta, de esta manera se evitan los problemas de desnutrición.

Entre las verduras recomendadas para suplir la carne están aquellas de hojas verdes como el brócoli, espinacas y acelgas que aportan hierro a la alimentación.

Contra lo que se pudiera pensar los vegetarianos han existido desde tiempos remotos.

 El  vegetarianismo  espiritual surge  3 mil años antes de nuestra era en China, la India e Irán, con el fin de purificar el cuerpo.

Enemigos de la carne fueron Platón, Séneca, Sócrates, Leonardo  Da Vinci y Charles Darwin.

Una de las ventajas de la dieta vegetariana es que es alta en fibras, por lo que aleja las posibilidades de los cánceres, y se  tiene menos riesgo de colesterol alto.

Por otro lado los vegetarianos tienen menos posibilidades de padecer diabetes, osteoporosis y su presión arterial es más baja, por lo tanto su resistencia a la fatiga es mayor.

A los vegetarianos también se les recomienda la ingesta de algas, soya, yogurt, productos germinados, así como algunos suplementos como la levadura de cerveza, el germen de trigo, la lecitina de soya entre otras.

Es importante antes de iniciar una dieta vegetariana realizarse un chequeo médico, y de ser posible ir con una nutrióloga o nutriólogo que le elabore un plan alimenticio adecuado a la edad, la actividad física y el estilo de vida.

Actualmente en el mercado hay varios productos vegetarianos como el chorizo de soya, la soya sabor carne, hamburguesas vegetales, pollo vegetariano etc.

Una dieta vegetariana debe de incluir vegetales crudos como lechuga, pepino, o jitomate, por lo menos dos a cuatro  raciones al día.

También se deben incluir  una a dos raciones de leguminosas. Nueces y otros frutos secos deben de ser parte de la dieta diaria para suplir la falta de proteína animal, sobre todo si se opta por una dieta en la que se excluyan todos los productos cárnicos y sus derivados.

Las frutas frescas también deben formar parte de la ingesta diaria, lo más conveniente es evitar la fruta en conserva que está llena de azúcares añadidos.

Los refrescos, jugos embotellados o enlatados y todos los productos industrializados es mejor dejarlos fuera, de esta manera se tendrá una mejor nutrición y se evitarán problemas digestivos.

Por último otra de las ventajas de llevar una dieta vegetariana, es que las frutas y verduras  se pueden adquirir en los mercados, o se pueden cosechar en casa en un pequeño espacio, de esta manera también resultará más económica.

No olvidar hacerse chequeos cada seis meses como una biometría hemática, que no es onerosa y nos permite monitorear nuestro estado de salud.(aliciayolandar@hotmail.com)