Noticias

Realizan exitoso trasplante de órgano creado a partir de células madre

El trasplante realizado fue de tráquea. La intervención abre la puerta para el desarrollo de órganos que sean compatibles con quienes necesiten trasplantes. Genera expectativas especialmente para los niños que requieren medidas específicas.
image

Realizan exitoso trasplante de órgano creado a partir de células madre

Por primera vez un grupo de científicos logró crear un órgano a partir de células madre. Se trató de una tráquea y el beneficiario fue un hombre de 36 años con un cáncer incurable. Cinco meses después, hace vida normal. Fue desarrollado en Suecia.

El cáncer de tráquea es una patología que se presenta muy pocas veces aislada. Lo normal es que ocurra con los de pulmón y laringe, generalmente en hombres por el consumo de tabaco.

El proceso de la intervención, realizada por el Instituto Karolinska y difundida ayer por The Lancet, es más fácil de contar que de llevar a cabo. Para Paolo Macchiarini, principal autor del trabajo supone un nuevo paso que demuestra el potencial de las células con capacidad para reconvertirse en órganos (esa es la definición de células madre). "Claramente, es el futuro", considera el investigador.

De una manera sencilla, lo que los médicos hicieron con el paciente -Andemariam Teklesenbet Beyene, un eritreo que vive en Islandia donde estudia un máster en Geología- fue fabricarle una tráquea artificial a medida.

Beyene padecía un tumor que le ocupaba la parte inferior de la tráquea incluidas las ramificaciones a los bronquios. Estos conductos son vitales, ya que llevan el aire a los pulmones, así que extirpar la zona cancerosa no era la solución.

Lo normal sería reconstruirla a partir de tejidos del propio paciente, sobre todo de las partes sanas, pero en este caso no era posible. Además, ya habían fracasado las terapias habituales (sobre todo la quimioterapia), y la masa celular había alcanzado el tamaño de una pelota de golf que le oprimía hasta dificultar la respiración normal, poniendo en riesgo su vida por asfixia.

El primer paso fue tomar medidas -con métodos de imagen no invasivos en los que participó la University College de Londres- de la parte de la tráquea que había que recomponer.

Con ellas se fabricó un molde "como de plástico", explica Macchiarini. A la vez, extrajeron células madre de la médula ósea (una práctica que se suele efectuar con una incisión en la cadera y un centrifugado), que se hicieron crecer con los correspondientes factores que lo estimularan y ayudaran a su diferenciación. "El proceso duró 36 horas", indica el médico.

Después de ese tiempo se operó al paciente. Se le extirpó la masa tumoral y se reemplazó la parte de la tráquea eliminada por la que había crecido sobre el molde. Cinco meses después, Beyene "hace una vida normal", afirma Macchiarini.

El tratamiento es una de las primeras demostraciones de uso práctico de células madre y, sobre todo, la primera en la que se origina una parte grande de un órgano.

Hasta ahora estas terapias se habían ensayado para ayudar a la regeneración de hueso y músculo (desde infartos a necrosis óseas), pero no se había conseguido utilizarlas para crear fuera del cuerpo del paciente algo que luego se implantara.

Esto tiene la ventaja -y por eso hay tanto interés en estas células- de que el órgano así fabricado es genéticamente idéntico al receptor, lo que evita el mayor problema de los trasplantes: el rechazo.

Además, se puede hacer a medida, que es otro de los inconvenientes en los trasplantes habituales. El órgano no sólo tiene que ser compatible sino que debe tener el tamaño adecuado para el receptor.

Esto es muy importante en el caso de los niños. Precisamente, el equipo médico trabaja en probar la técnica en un bebé y en nuevos moldes que faciliten la formación de los órganos.

Con información de El País