Noticias

Reconocen en el mundo invento ortopédico venezolano

Sin la existencia en el mundo científico de un sistema de sostén óseo para personas pequeñas, el traumatólogo venezolano comenzó a investigar sobre los tipos de materiales e instrumentación adecuada para darles respuesta a estos pacientes.
image

Reconocen en el mundo invento ortopédico venezolano

El médico traumatólogo Miguel Galbán es reconocido en Venezuela por el tratamiento de deformaciones óseas severas, con especial énfasis en niños quienes padecen una enfermedad conocida como osteogénesis imperfecta o huesos de cristal, que se caracteriza por la debilidad de los huesos y conlleva a múltiples fracturas frecuentes.

Para el tratamiento de estas fracturas es de común uso en el mundo un sistema telescópico de clavos intra-medulares que tiene la capacidad de aumentar de longitud, por lo que  acompaña y protege a los huesos durante el  crecimiento del niño y fue diseñado por el frances Francois Frassier.

Sin embargo el doctor Galbán, en sus años de experiencia tratando también a adolescentes y personas pequeñas, enfrentó que no había una alternativa para pacientes que padecen de distintas enfermedades cuyo denominador era tener huesos débiles y pequeños, ya que solo se conseguían dispositivos óseos para adultos sanos que sufren fracturas.

Sin la existencia en el mundo científico de un sistema de sostén óseo para personas pequeñas, el traumatólogo venezolano comenzó a investigar sobre los tipos de materiales e instrumentación adecuada para darles respuesta a estos pacientes.

“Sin saberlo, un ortopedista infantil en Madrid coincidía conmigo en la solución  a una necesidad mundial, el doctor Jose Ignacio Parra, y nuestras ideas nos reunieron para presentar nuestro proyecto a una de las mejores compañías  de diseño y fabricación de instrumentos y sistemas para ortopedia pediátrica”, explicó Galbán.

La compañía canadiense Pega Medical acogió  el trabajo de Galbán y Parra  y con su grupo de ingenieros bio-mecánicos lo llevo a la realidad el clavo intra-medular “GAP”. Según cuenta el galeno, hoy en día ya muchos pacientes de huesos pequeños y baja densidad ósea han sido intervenidos con este sistema en Caracas, Orlando, Montreal, Boston, Irlanda, Chicago y fue invitado a realizar tres cirugías en el Instituto Nacional de Pediatría en Ciudad de México.

El clavo GAP (Galbán and Parra) ha venido a llenar una brecha, tal como significa su nombre en inglés. Esa brecha, ahora cerrada con el diseño del médico venezolano y su par español, se ha traducido en mejor calidad de vida para esos pacientes, quienes aunque parezca increíble, antes no encontraban en ninguna parte del mundo una respuesta a su dolencia, pero ahora la tienen a su alcance en nuestro país.