Medicina natural

Reduce los síntomas del asma con alimentación

La recomendación sugiere 400 g de fruta fresca natural, 200 g de verdura al día y una guarnición de cereal integral entre ellos quinua en granos, trigo entero, avena en hojuelas.
asma.png

Come muchas frutas y vegetales, son una buena fuente de antioxidantes

El asma es una afección en la que las vías respiratorias de una persona se inflaman, estrechan y producen mayores cantidades de mucosa de lo normal, lo que va afectando su respiración. Estas crisis se presentan de forma leve en algunos pacientes, permitiendo llevar una vida completamente normal, pero en los casos más agudos, interrumpe las actividades diarias.

Esta sensación de ahogo es provocada por múltiples factores, como el polvo, el humo del tabaco, cambios de clima, estrés, pero también se debe a una respuesta “desordenada” del sistema inmunológico, reseña el portal peruano Vital.

Muchas personas excluyen también ciertos alimentos de su dieta por el temor de que les provoque asma, como las frutas cítricas, lo cual es un error. Cada vez hay más evidencia que los asmáticos pueden consumir cítricos y además ayudan a mejorar los procesos de resfrío común.

Se viene observando que las personas que consumen más frutas incluyendo los cítricos, verduras y cereales integrales reducen entre 20% y 30% la posibilidad de síntomas de asma.

La recomendación sugiere 400 g de fruta fresca natural al día eso equivale a unas 3 unidades de fruta, 200 g de verdura al día lo que representa un plato de ensalada fresca a diario y una guarnición de cereal integral entre ellos quinua en granos, trigo entero, avena en hojuelas.

Es importante considerar la individualidad de cada persona, es decir la verdadera posibilidad de ser alérgico a algún alimento incluso natural como por ejemplo el trigo. De ser así debe evitarse dicho alimento.

Lo relevante de estas recomendaciones es que las personas con asma deben consumir más frutas, verduras y cereales integrales por otro lado la recomendación incluye consumir menos carnes, sal y azúcar es decir orientarse por una dieta más saludable con mayor presencia de frutas, verduras y cereales integrales.

Aliméntate para mantener un peso saludable. Tener sobrepeso puede empeorar el asma. Incluso perder unas pocas libras puede mejorar los síntomas. Aprende a alimentarte bien para mantener un peso saludable a largo plazo, reseñó Mayo Clinic.

Come muchas frutas y vegetales. Son una buena fuente de antioxidantes, como el betacaroteno y las vitaminas C y E, que pueden ayudar a reducir la hinchazón y la irritación pulmonar (inflamación) que provocan unas sustancias químicas que dañan las células conocidas como «radicales libres».

Evita los alimentos que desencadenan alergias. El hecho de tener asma hace que corras un mayor riesgo de tener alergias alimentarias. Y las reacciones alérgicas a los alimentos pueden provocar síntomas de asma. En algunas personas, hacer ejercicio después de consumir alimentos que provocan alergia provoca síntomas de asma.

Consume vitamina D. Las personas que presentan un cuadro de asma más grave pueden tener niveles bajos de vitamina D. La leche, los huevos y los pescados como el salmón contienen vitamina D. Incluso pasar unos minutos al sol puede aumentar los niveles de vitamina D.

Evita los sulfitos. Los sulfitos pueden desencadenar los síntomas del asma en algunas personas. Los sulfitos se emplean como conservantes y pueden encontrarse en vinos, frutas secas, pepinillos, camarón fresco y congelado, y en algunos otros alimentos.

 

Fuente: Agencias