Cartas Médicas

Se me quemó mi niño, ¿cuáles son los primeros auxilios?

El asunto es más sencillo, se debe poner la parte afectada o quemada bajo un chorro de agua de la paja o grifo por unos quince a veinte minutos o toallas mojadas si no alcanza inmediatamente después que ocurra la quemadura
preburncs.jpg

Los primeros auxilios como su nombre lo indica, son las primeras acciones que uno debe desarrollar frente a un paciente que presente una urgencia médica. Lo ideal es que usted esté previamente preparado y sepa correctamente lo que debe hacer, nunca debemos dañar al paciente. Sin embargo, existen muchos mitos alrededor de las urgencias, veamos los relacionados a las quemaduras, úntale mantequilla, ponéle pasta de diente, colocale un hielo, tápalo con esta crema, talco o con este antibiótico, todas ellas incorrectas, el asunto es más sencillo, se debe poner la parte afectada o quemada bajo un chorro de agua de la paja o grifo por unos quince a veinte minutos o toallas mojadas si no alcanza inmediatamente después que ocurra la quemadura.

Las quemaduras pueden ser por agua o líquido hirviendo, fuego, inhalación de humo, eléctricas, químicas o por el sol o radiación solar. Todas ellas pueden producir tres tipos de quemaduras, las de primer grado, que dañan solamente la capa externa de la piel y duelen muchísimo, es cuando usted ve la piel de color roja, inflamada o una pequeña ampolla, puede tratarse en casa. Las de segundo grado, que dañan la capa externa y la que se encuentra por debajo de ella, la piel se verá color rojo oscuro, brillante con muchas ampollas con dolor y las de tercer grado, que dañan o destruyen la capa más profunda de la piel y los tejidos que se encuentran debajo de ella que ya no duele, aunque se mire muy fea y profunda, ya que quemó a los nervios y perdió la sensibilidad, aquí observará la piel seca, curtida, puede presentar parches blancos, café o negros. En las últimas dos urge que vea al médico porque necesitarán líquidos intravenosos, transfusión de sangre y otros medicamentos que deben ser administrados en el hospital.

Los signos que observamos son el enrojecimiento, hinchazón, ampollas, cicatrices y, en los casos más severos, falla de órganos, shock o presión muy baja e incluso la muerte. A veces las complicaciones surgen una o dos semanas después de la quemadura inicial. También puede haber infecciones porque dañan la piel que es una barrera protectora y el órgano más grande del cuerpo humano. No rompa las ampollas ni se rasque, puede tomar un medicamento para la picazón y el dolor, la curación total a veces lleva hasta 3 semanas.

La prevención es la mejor acción, así que hable con sus hijos e hijas sobre los riesgos. No deje alimentos cocinando o agua hirviendo sin supervisión, recuerde que los menores son curiosos, no exponga a niños y niñas a la pólvora sin una adecuada supervisión por un adulto. Revise los cables, enchufes y demás en su casa por alguien conocedor. No deje al alcance de los niños sustancias químicas peligrosas, fósforos, chisperos, cigarrillos encendidos y evite fumar dentro de su casa. Si les da de beber algo caliente o si los bañará con agua caliente primero pruébelo usted. Tenga un plan de salida de su casa en caso de incendio y recuerde debe mantenerse en el suelo arrastrándose porque ahí pueden respirar mejor.

Del Dr. Leonel Arguello (Nicaragua)