Noticias

Seis millones de personas mueren anualmente por tabaquismo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el tabaco causó la muerte de 100 millones de personas en el siglo XX y si no hay cambios drásticos, en este siglo el número podría alcanzar mil millones de personas fallecidas a causa de este vicio.
image

Seis millones de personas mueren anualmente por tabaquismo

Representantes de la Organización Mundial de Salud (OMS) informaron este que el tabaquismo sigue siendo la principal causa de mortalidad evitable en el mundo y cada año mueren por sus efectos seis millones de personas, principalmente en los países de ingresos bajos y medio.

Los datos fueron revelados durante la presentación del cuarto informe sobre tabaquismo que emitió dicha organización internacional desde Panamá, donde indicaron que el 80 por ciento de las muertes previstas para el 2030 se daría en países de ingresos bajos y medios.

"El tabaco es la principal causa de muerte evitable a nivel mundial (...) Si se mantienen las tendencias actuales, el número de muertes atribuibles al consumo de tabaco aumentará a 8 millones al año en 2030", advirtió la OMS

Del total de fallecidos, cinco millones eran consumidores o exconsumidores de tabaco y más de 600 mil eran fumadores pasivos, o sea, no fumaban pero enfermaron por la exposición al humo.

Se calcula que el tabaco causó la muerte de 100 millones de personas en el siglo XX y si no hay cambios drásticos, en este siglo el número podría alcanzar mil millones de personas, afirmó la organización.

"Sabemos que solo la prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio reviste eficacia", comentó en la conferencia Douglas Bettcher, director del departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS.

Resaltó que "los países que han impuesto prohibiciones totales, junto con otras medidas de control del tabaco, han logrado reducir su consumo de forma significativa en solo unos cuantos años".

El informe señaló que en la actualidad hay más de 2 mil 300 millones de personas, de 92 países, que se benefician por la aplicación de alguna medida restrictiva al hábito de fumar. Eso implica más del doble en relación a cinco años atrás.

Sin embargo, sólo una tercera parte de la población mundial se ve beneficiada por alguna acción gubernamental para limitar el consumo de tabaco o la publicidad de este producto.

"La mayor cantidad de progresos (en cuanto medidas antitabaco) han sido en países de medianos ingresos", dijo Bettcher al comentar que "no se necesitan muchos ingresos para el control del tabaco. Lo que se requiere es un verdadero compromiso político".

Para la OMS es vital prohibir la publicidad, la promoción y consumo de tabaco en lugares públicos y aplaudió la subida de los impuestos a las cajetillas para desincentivar el consumo.

Unos 30 países (casi 900 millones de personas) han implantado prohibiciones completas, otros 100 están a punto de hacerlo pero "quedan 67 países que no prohíben ninguna forma de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco", apuntó el estudio.



Fuente: Afp