Noticias

Sistema Inteligente salvaría vida de pacientes en coma

El autor principal del estudio, el doctor Song Ming, afirma que su sistema se diferencia de otros métodos de inteligencia artificial utilizados en el diagnóstico de enfermedades. “Nuestra máquina puede ver cosas que son invisibles para el ojo humano"
coma.jpg

Este sistema solo es una herramienta para ayudar a tomar mejores decisiones

Científicos chinos desarrollan un sistema de inteligencia artificial que ayuda a salvar la vida de varios pacientes en estado de coma “sin esperanza”.

Entre los neurólogos chinos existe un sistema especial para determinar el potencial de recuperación de un paciente con lesiones cerebrales, de tal forma que una baja puntuación en esta prueba da derecho a los familiares del paciente a desconectar su soporte vital.

Uno de los mejores neurólogos de China otorgó siete de los 23 puntos de esta escala a un paciente de 19 años con síndrome de vigilia sin respuesta, un resultado bastante bajo. Sin embargo, al ser reexaminado de nuevo con ayuda del sistema de inteligencia artificial, el resultado aumentó hasta más de 20 puntos.

El joven y otros seis pacientes más con historias parecidas se despertaron en el transcurso de un año después de la predicción de la máquina, según informa una investigación publicada en la revista científica eLife.

“Hemos predicho con éxito que cierto número de pacientes recuperarían la conciencia después de que inicialmente se determinó que no tenían esperanza”, dijeron en un comunicado los investigadores de la Academia de Ciencias de China y el Hospital General PLA en Pekín, la capital china.

El autor principal del estudio, el doctor Song Ming, afirma que su sistema se diferencia de otros métodos de inteligencia artificial utilizados en el diagnóstico de enfermedades. “Nuestra máquina puede ver cosas que son invisibles para el ojo humano", agrega Ming.

La máquina del equipo de Ming mide la actividad neuronal en el cerebro —pequeños cambios en el flujo sanguíneo— mediante un escáner especial que permite detectar detalles cambiantes que no pueden ser vistos directamente por los médicos.

Conforme a Ming, este sistema solo es una herramienta para ayudar a los médicos y a las familias a tomar mejores decisiones y “nunca reemplazará a los médicos”.