Noticias

Teléfonos inteligentes ponen en riesgo la salud

Científicos británicos publicaron una investigación en la que indican que las personas pueden poner en riesgo su salud física y mental cuando, al cumplir con la jornada laboral, continúa trabajando en su teléfono inteligente, tableta o laptop.
image

Teléfonos inteligentes ponen en riesgo la salud

Expertos de la Sociedad Colegiada de Fisioterapia de Inglaterra explicaron que las personas ponen en riesgo su salud física y mental cuando continúan trabajando en sus casas con dispositivos electrónicos, una vez cumplido su horario de trabajo.

De acuerdo con una investigación de los científicos, aquellas personas que se hagan “esclavos de la pantalla” de sus teléfonos inteligentes, tabletas, laptops tienen más chances de padecer mayores dolores físicos y cansancio.

La Sociedad llevó a cabo una encuesta con más de dos mil oficinistas y los resultados mostraron que más de 64 por ciento de los encuestados dijeron que seguían trabajando en sus teléfonos inteligentes y otros dispositivos después de salir de la oficina, y pasaban en promedio dos horas en ello. Esto, sumado a las seis horas 22 minutos que en promedio pasan frente a una pantalla durante la jornada diaria de trabajo.

Las principales razones que dieron los encuestados por las que seguían trabajando eran que con esto “liberaban la presión en trabajo diario” (35 por ciento) o que “tenían demasiado trabajo” (33 por ciento).

Por su parte, otro 29 por ciento de los encuestados detalló que el trabajo extra en la casa ayudaba a reducir sus niveles generales de estrés.

Asimismo, el estudio revela que un 24 por ciento “querían que sus jefes les brindaran un servicio de asesoría contra el estrés”.

Un 53 por ciento pensaba que su trabajo en casa fuera de las horas de oficina se había incrementado en los últimos dos años, y de éstos, sólo 8 por ciento expresaron que su jefe estaba tratando de hacer algo al respecto.

La doctora Helena Johnson aseguró que “la mala postura al usar teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles puede conducir a dolor de espalda y cuello”.

Johnson también explicó que “las largas horas de trabajo también pueden incrementar las enfermedades vinculadas al estrés”.

Señaló que si bien “hacer un poco de trabajo extra en casa puede parecer una buena solución a corto plazo, si se vuelve una parte regular de nuestras rutinas nocturnas esto puede conducir a problemas físicos y problemas mentales”.

La doctora Johnson agregó que es necesario difundir informaciones relacionadas a la salud física y mental para desempeñar el trabajo y pidió que “se hable con el empleador si se siente bajo presión”.