Cartas Médicas

Tengo los pies inflamados, ¿qué puede ser?

Es importante también acudir al médico o médica para saber si no tiene Diabetes, no existe insuficiencia cardíaca o sea que el corazón no tenga la suficiente fuerza, presente un coágulo que le tape las venas, problemas en los riñones al no filtrar el líquido adecuadamente o dificultades con el funcionamiento de su hígado.
inchazon1.jpg

Si sus tobillos, pies y piernas están inflamadas, puede ser porque está acumulando de forma anormal líquidos, la gravedad ayuda a que se almacene más y se mire en sus miembros inferiores, puede no ser dolorosa, pero usted lo nota al compararse con la otra pierna o al presionarse con un dedo sobre el hueso y mira que le queda hundida la piel.

Las causas de esta retención de líquidos podrían ser debido a que usted está con sobrepeso para su altura u obesa, porque pasa mucho tiempo sentada, se moviliza poco o hace viajes largos sentada, recuerde que cuando caminamos los músculos detrás de nuestras piernas, los gemelos, se contraen y ayudan a que la sangre regrese al corazón. También puede ser que sus venas no están funcionando bien, son insuficientes y sus válvulas que impiden que la sangre vaya en dirección contraria no cumpliendo dicha tarea, que es lo más común. Es importante también acudir al médico o médica para saber si no tiene Diabetes, no existe insuficiencia cardíaca o sea que el corazón no tenga la suficiente fuerza, presente un coágulo que le tape las venas, problemas en los riñones al no filtrar el líquido adecuadamente o dificultades con el funcionamiento de su hígado. Cuando es en un solo pie la inflamación o hinchazón puede ocurrir después de una cirugía, una infección donde verá la piel roja y caliente, que se golpeó o bien si la picó alguna abeja u otro
insecto. Muchas embarazadas se les inflama los pies, siempre hay que examinarse, no dejar esto como que fuera algo normal.

¿Qué debería hacer?, en primer lugar bajar de peso gradualmente reduciendo el tamaño de sus raciones, desayunar fuerte, almorzar ligero y cenar muy poco, además debe ser más activa físicamente, póngase de pie con frecuencia, camine, ejercite sus piernas subiendo y bajando sus talones, consuma menos sal, no use ropa apretada de la cintura para abajo, puede usar medias que le compriman las piernas y cuando esté sentada o acostada suba unos 10cm las piernas con una almohada por ejemplo o bien ponga unos pedazos de madera en las patas de la cama.

Recuerde si sus zapatos son muy apretados sus pies se les inflamarán, cambie de zapatos. También puede darse sus masajes suaves que son importantes, el agua fría ayuda y recuerde no cruzar las piernas.

Del Dr. Leonel Arguello (Nicaragua)